Creatividad y locura comparten los mismos genes

Un estudio con más de 150.000 europeos relaciona la capacidad de crear con el riesgo de contraer esquizofrenia y trastorno bipolar.

Flickr – Engel SerónAutorretrato de Vincent Van Gogh, artista que padeció de depresión y locura.
Aristóteles dijo que no ha existido ningún genio sin una mezcla de locura. Un estudio publicado en Nature Neuroscience analizó a miles de personas y reveló que hay una conexión genética entre enfermedades como la esquizofrenia o el trastorno bipolar y la creatividad. Esto caracterizó a Miguel Ángel, Charlie Parker, Beethoven, Virginia Woolf, Van Gogh y muchos otros.
 
El estudio monitoreó el genoma de 86.000 personas en Islandia. Sus autores, liderados por la empresa de análisis genéticos deCODE, buscaron pequeñas variaciones en el orden de las 3.000 millones de letras de ADN que componen el genoma humano.
Algunas de las analizadas pueden duplicar el riesgo promedio que una persona tiene de sufrir esquizofrenia o elevar a un tercio sus probabilidades de padecer un trastorno bipolar. Una vez detectadas estas variantes, y ante la inmensa complicación de definir qué es la creatividad y poder medirla, los expertos analizaron el genoma de 1.000 personas del mismo país que forman parte de asociaciones nacionales de artistas visuales, bailarines, actores, músicos y escritores. 
 
Este último grupo de profesionales tenían un 17% más de posibilidades que el resto de la población de llevar alguna de las variantes de riesgo, aunque ninguno sufría las dos dolencias analizadas.
Las mismas variantes genéticas también estaban más presentes en las profesiones citadas cuando el equipo analizó los genes de más de 8.000 suecos y 18.452 holandeses. Los creadores tenían un 25% más de probabilidades de tener algún gen de riesgo. 
 
Los resultados no se explican por el cociente intelectual, el historial familiar de enfermedades psiquiátricas o el nivel educativo. Por eso, sus autores concluyeron que la creatividad se debe, en parte, a variantes genéticas que son las mismas que aumentan el riesgo de sufrir las dos enfermedades estudiadas.
“Estos resultados no deberían sorprendernos porque para ser creativo tienes que pensar de forma diferente al resto de la gente y nuestro equipo ya había demostrado en un estudio anterior que las personas portadoras de variantes que predisponen a la esquizofrenia lo hacen”, explica Kari Stefansson, director general de deCODE y coautor del trabajo.
 
Hasta el momento se han descubierto entre 100 y 110 variantes genéticas relacionadas con esta enfermedad, pero esta solo aparece cuando se tienen varios genes asociados que interactúan entre sí. Por lo tanto, las variantes de riesgo destapadas por el estudio pueden ser solo la punta del iceberg y que haya otros condicionantes genéticos que predisponen a ser creativo y no estén relacionados con enfermedades psiquiátricas.
Temas relacionados