Critican reconstrucción facial de Bolívar

Para expertos de la Universidad Nacional de Colombia la imagen en 3D del Libertador, presentada por Hugo Chávez, no es muy precisa.

Por cuenta del presidente venezolano Hugo Chávez y la reconstrucción en 3D del rostro del Libertador realizada por un grupo de antropólogos forenses, la polémica ha vuelto a rodear la figura del hombre que liberó cinco naciones.

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Colombia, que han analizado detalladamente la imagen presentada por el mandatario venezolano, no está muy de acuerdo en que así lucía Simón Bolívar.

El rostro, reconstruido a partir de la estructura ósea obtenida tras la exhumación de los restos hallados en la tumba de Bolívar, muestra a un hombre de una edad promedio entre los cuarenta y los cincuenta años, con facciones muy diferentes de las que, hasta el momento, se conocían del Libertador.

Según comentó el historiador de la Universidad Nacional, Darío Campos, a la Agencia de Noticias Unimedios, “la nueva imagen muestra un hombre con rasgos totalmente diferentes a aquellos con los cuales se lo ha caracterizado en retratos por cerca de 200 años. Su correspondencia refleja a un hombre delgado y de nariz aguileña, como se ve en la mayoría de descripciones. Pero, en la imagen tridimensional, se ve un tipo de nariz diferente, un mentón extraño y, en general, un rostro más gordo de lo que probablemente era”, afirmó.

De acuerdo con su análisis, la imagen no corresponde con la realidad de Bolívar en los últimos años, pues fue una época cargada de enfermedades y padecimientos que seguramente se evidenciaban a simple vista. En sus escritos, Bolívar dejó consignadas pruebas de su decrepitud y que atribuía al exceso de “bilis negra”, una de las explicaciones médicas de su tiempo.

Al cotejar la imagen 3D con la correspondencia que Bolívar envió en sus últimos años, durante sus rutas después de la Noche Septembrina (tiempo en el que, según registros escritos, él estaba muy enfermo), Campos cree haber detectado otra inconsistencia: Bolívar había perdido varios kilos de peso mientras en la imagen presentada por Chávez luce como un hombre robusto.

También opinó sobre el tema el especialista en Antropología Forense de la UN José Vicente Rodríguez. En la entrevista concedida a Unimedios señaló que esta imagen tridimensional muestra a un Simón Bolívar con unos rasgos muy generales y poco definidos, especialmente los labios aplanados y los ojos extraños y poco fidedignos.

“Esta imagen tiene el problema de que no refleja las particularidades del rostro. El lado izquierdo no es igual al derecho, y, de acuerdo con la estructura ósea, asimismo van a ser los ojos, la nariz, el mentón y el rostro en general”, aseguró.
 

Rodríguez resaltó estos ejercicios computarizados hechos por expertos, pero advirtió es en el trabajo manual de reconstrucción donde se logra mayor precisión.

¿Por qué el interés de reconstruir un rostro que ya había sido retratado en muchas imágenes?

Según el profesor Campos, esta elaboración corresponde a un juego político del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que utiliza la imagen de Bolívar para restablecer en la memoria colectiva sus ideas de independencia.

“Es un juego político que no podemos calificar como negativo. Pero, cuando un sector político acude a los símbolos históricos del pasado, lo hace con una finalidad concreta, que, en este caso, es aglutinar a la población en torno a una idea”, manifestó.

Temas relacionados