Contenido desarrollado en Alianza con la Fundación Éxito

Crónica, la ciudad de la desventaja, un lugar en el que nadie merece estar

Noticias destacadas de Actualidad

Es una serie web de cinco capítulos, una creación metafórica, que hace visible en un solo espacio ficticio, la crítica y real situación de la primera infancia colombiana “escondida” en todo nuestro territorio.

Crónica, la ciudad de la desventaja es una serie web que busca sensibilizar y contarle al país qué es la desnutrición crónica.  “Parte de una creación metafórica y de respondernos a una pregunta: ¿qué pasaría si todos los niños y niñas que tienen desnutrición crónica vivieran en una misma ciudad?”, dice Paula Escobar, directora de la Fundación Éxito.

Esta Fundación se enfoca en la nutrición infantil porque entiende lo vital que es para el ser humano empezar la vida con las bases necesarias para el desarrollo. Porque es el motor que impulsa y favorece el crecimiento, cuando se da en las condiciones óptimas. Desde 2013 asumieron el liderazgo de erradicar la desnutrición crónica en 2030 en menores de cinco años en Colombia.

La desnutrición crónica o retraso en talla, se refiere a las carencias y los desequilibrios de la ingesta calórica y de nutrientes. Es una condición multicausal que afecta a los niños en los primeros 5 años.

Crónica, la ciudad de la desventaja

Hace visible en un solo espacio ficticio, la crítica y real situación de la primera infancia colombiana “escondida” en todo nuestro territorio, que se cuenta en cinco capítulos alojados en el sitio web: www.laciudaddeladesventaja.com.

La serie Web se detiene en cuatro aspectos neurálgicos de la problemática general: lactancia materna, alimentación en el inicio de la vida, cuidado y crianza en la primera infancia y agua potable.

Cuando se habla de desnutrición, el tema para la opinión pública se limita a divulgar cifras de mortalidad infantil. Es decir, es noticia o tema de discusión, crítica o reflexión en los casos en que conocemos de la muerte de niños o niñas menores de 5 años por desnutrición. Pero ¿qué ocurre cuando los niños sobreviven a una desnutrición aguda, que es la que puede causar su muerte? Siguen con una vida a medias, porque la mayoría de ellos caen en la desnutrición crónica.

“Entonces ponemos sobre la mesa una problemática de alta sensibilidad con efectos sociales y económicos, pero que al mismo tiempo tiene soluciones para enfrentarse y erradicarse, si y solo sí todos los sectores conocen, entienden y asumen el papel que les corresponde, dado que se trata de derechos fundamentales que para ser reestablecidos exigen la articulación activa del Estado, la familia y la sociedad”, asegura la Fundación.

Crónica, la ciudad de la desventaja, habla de una apuesta que alimenta el sueño por un país equitativo y próspero, al identificar que  la desnutrición crónica es un asunto multicausal de salud pública que no es “tan” visible, ni conocido, ni tratado como se debe en Colombia. Los niños no se ven extremadamente delgados, incluso no es evidente ante un mirada desprevenida que tengan alguna enfermedad, podrían tener incluso sobrepeso.

La población afectada son niños y niñas menores de 5 años. Según la ENSIN 2015 (Encuesta nacional del estado nutricional) la prevalencia en Colombia es de 10,8 %, uno de cada nueve niños la padece; se estima que son cerca de 500 mil niños y niñas que tienen desnutrición crónica o retraso en talla, esto significa que no están creciendo sanos.

En los menores de 5 años el hecho de que la estatura esté por debajo a la esperada según la edad indica que puede haber rezagos en el desarrollo de habilidades y comportamientos que hacen que los niños se muestren más tímidos, presenten mayor dificultad para expresar pensamientos o sentimientos, mayor dificultad para concentrarse, disfrutar, sonreír, relacionarse.

Y estas actitudes ocurren porque ante la falta de estímulos, el cerebro no está teniendo la activación requerida para la generación de conexiones neuronales que impulsan el desarrollo cognitivo, físico y emocional. El proceso de desarrollo cerebral ocurre en un 75 % desde la gestación y hasta los dos años, en el tiempo conocido como los primeros mil días. Pasado este tiempo es más difícil restablecer el proceso y los efectos pueden llegar a ser irreversibles sino se detecta y se interviene en este lapso.

Por ello, la gran oportunidad que la ciencia ha establecido son los primeros mil días de vida, es cuando se puede cambiar el rumbo en el estado de salud y nutricional de un niño o niña con una intervención adecuada que incluya la estimulación integral.

Esta es la historia de Crónica: la ciudad de la desventaja, un lugar donde viven quienes sufren o han sido impactados por la desnutrición crónica, una condición que surge debido a la mala alimentación, falta de leche materna o agua potable, e incluso, por no contar con amor y cuidado; lo que causa estragos en el desarrollo físico y cognitivo de muchos niños y niñas.

No se puede seguir ignorando esta realidad, usted puede ser un héroe o heroína en esta historia, dando a conocer este mal silencioso, porque sus causas se pueden prevenir y sus consecuencias, evitar.

En breves

¿Por qué es tan grave la desnutrición crónica?

Porque indica que el desarrollo cerebral no está ocurriendo normalmente y esto genera un rezago que puede ser superado sólo con una intervención oportuna, para reestablecer con estímulos esenciales como la nutrición, el proceso de conexiones neuronales que activan el desarrollo del gran potencial humano. Si esta desventaja no se detiene a tiempo, las consecuencias son casi irreversibles.

Situación en Colombia

Según la Encuesta Nacional de Situación Nutricional, la prevalencia de desnutrición crónica ha mejorado desde su primera medición en el 2005, año en que la prevalencia se encontraba en 15,9 %.

En el 2010 bajó a 13,2 % y en la última medición realizada en el 2015 y publicada en el 2018, la prevalencia de desnutrición crónica es de 10,8 %. Se estima que son cerca de 500 mil niños y niñas que la padecen.

Los departamentos más afectados son: Vaupés con un 27 % de prevalencia, La Guajira con 26,1 %, Guainía con 18,1 %, Amazonas 16,7 %, Arauca 13,5 %, Nariño con 13,4 %, Chocó con 13,4 %, Cauca con 13,3 % y Bogotá con 13,3 %.

¿Cómo se puede prevenir la desnutrición crónica?

Actuando oportunamente, sobre todo durante los primeros mil días de vida.

En la primera infancia se requiere una atención integral: nutrición, afecto, cuidado, vínculo emocional; proveer las necesidades de los niños y niñas tiene como eje una adecuada alimentación para que se active favorablemente el “engranaje” que impulsa el aprovechamiento del potencial de cada persona.

Comparte en redes: