Cuando cayó la lotería a todo el pueblo menos a uno en España

Esa persona fue el cineasta Costas Mitsotakis, quien aprovechó la ocasión para coger su cámara, grabar la algarabía y realizar un documental que estrenará en 2015.

EFE

Tocó la Lotería de Navidad a "todo" el pueblo de Sodeto (norte de España) menos a uno. Al cineasta griego Costas Mitsotakis, quien lejos de lamentarse, aprovechó la ocasión para coger su cámara, grabar la algarabía que se montó y realizar un documental que estrenará en 2015.

"Cuando tocó" se titula este largometraje, que aunque pueda parecer una historia de ficción lo cierto es que relata un suceso real, el que vivió este griego en primera persona en 2011, cuando cayó "el mayor gordo de la historia" a todo el pueblo en el que vive, menos a él.

La lotería repartió 18 millones de euros (22 millones de dólares) en Sodeto entre los agraciados de las participaciones que vendió la asociación de amas de casa del pueblo, en boletos de 5 euros (unos 6 dólares), muchas de ellas "puerta a puerta", pero ninguna de ellas llegó a la casa de Costas Mitsotakis, que vive a las afueras de la localidad y por donde la suerte quiso pasar de largo.

En este pueblo viven unas 75 familias y a todos les tocaron al menos 100.000 euros (122.700 dólares), pero hubo gente que ganó hasta 2 millones (2,4 millones de dólares), explica Mitsotakis.

Lo que aconteció entonces en este pueblo dio la vuelta al mundo, llenó páginas de periódicos e incluso The New York Times le dedicó un reportaje. Ahora, tres años después, el cineasta tiene casi listo un largometraje, de dos horas de duración, que prevé estrenar en 2015 y al que se ha dedicado todo este tiempo.

Fue el 22 de diciembre de 2011, cuando un amigo que no sabía español le llamó y le dijo a Costas: "algo está pasando en tu pueblo", ya que no hacía más que oír el nombre de la localidad. El cineasta salió corriendo con la cámara al hombro y comenzó a grabar en tiempo real la reacción de la gente al enterarse de que la lluvia de dinero que le había caído.

Sodeto es un pueblo muy pequeño del municipio de Alberuela de Tubo, ubicado en los Monegros, en el que sus vecinos se dedican a la agricultura. Ese año no lo estaban pasando nada bien, no solo por la crisis económica, sino porque estaban endeudados hasta arriba por las inversiones que tuvieron que afrontar para poner en regadío sus tierras y para comprar maquinaria.

Todo esto lo recuerda Mitsotakis en su documental, "muy real", que se centra no solo en describir lo que pasó, sino también en el después.

Es como "un pequeño experimento social", afirma. ¿Y qué ocurrió luego?. Pues la respuesta es que si uno "llega a Sodeto ahora y no tiene ni idea de que tocó la lotería, no nota absolutamente nada", afirma.

"No hay coches de lujo, la gente sigue haciendo lo que hacía antes. Creo que nadie ha dejado su trabajo"... Al menos aparentemente la vida de este pueblo no ha cambiado. Bueno, de casi toda, porque la de Mitsotakis sí. "Fue como tener la historia perfecta", recuerda.

Los primeros seis meses del año 2012 se dedicó a darle vueltas al asunto y a conseguir financiación. Finalmente, la obra la producirá junto con el danés Lars Tang Sorensen. "Es impresionante el interés que ha despertado fuera de España esta historia", asegura.

"Cuando tocó", obra de la que se publica un adelanto en internet, no es el primer documental que realiza Mitsotakis, sino que le preceden otros sobre naturaleza, barcos perdidos, o historias en África.

Costas, en realidad se llama Constantinos Mitsotakis, es un ateniense, con poco más de cuarenta años, aunque su familia procede de Creta y lleva casi diez años viviendo en Sodeto, un pueblo al que llegó por amor.

Conoció en Grecia a una española, a la que acompañó a su pueblo una vez "a ver a su abuela", luego otra, porque se puso mal y se murió, y "una cosa lleva a la otra" y al final se quedó en Sodeto, restauró una casa que está a un kilómetro del pueblo y allí vive.

El año que viene se estrenará este documental, que tendrá un preestreno en el mismo pueblo de Sodeto, al que invitará a la gente y cuyas reacciones al verse, y que serán recogidas en cinco cámaras de vídeo, incluirá finalmente en este largometraje. Estas imágenes captadas se incluirán en la versión definitiva de un documental, que narrará esta historia.

Temas relacionados