Cuídese de esta posición, le podría generar una fractura de pene

Un estudio de la Universidad Estatal de Campinas, en Brasil, concluyó que la posición de andrómaca, es decir cuando la mujer está sobre el hombre, tiene la mayor probabilidad de generar una rotura violenta del miembro masculino.

Foto: Pixabay

Lo último que una persona piensa en los momentos previos a mantener una relación sexual es en los riesgos físicos que una actividad tan placentera puede traer. Sin embargo, los hay y pueden ser situaciones realmente dolorosas. Algunas posturas, por más excitantes que parezcan, deben practicarse con mesura, controlar el descontrol.

Un grupo de científicos brasileros, de la Universidad Estatal de Campinas, se puso en la tarea de identificar cuál es la postura sexual más peligrosa y con una probabilidad estadística alta de generar fracturas en el pene y descubrieron que es una de las más comunes: la posición de andrómaca, que es cuando la mujer está sobre el hombre.

La también conocida como posición de molino, de acuerdo con la investigación, generó la mitad de las fracturas de pene analizadas por el equipo académico. “Nuestro estudio apoya el hecho de que las relaciones sexuales con la mujer en la parte superior es la postura sexual potencialmente de más riesgo con respecto a la fractura de pene”, aclaran los autores.

Según el artículo publicado por la revista Advances in Urology, cuando la mujer está sobre el hombre es mucho más difícil para éste saber si está llevando a cabo una penetración adecuada. Puede escuchar un chasquido durante el acto sexual al que, en la mayoría de los casos hacen caso omiso. Por desconocimiento o por vergüenza muchos de ellos tardan en ir al hospital, complicando la situación.

La muestra fueron 44 hombres que presentaron al menos una fractura de pene en un periodo de 13 años. Del total de casos, 28 se presentaron en relaciones heterosexuales, 4 en sexo homosexual, seis en medio de la manipulación del pene y otros cuatro en situaciones difíciles de describir. La mitad de dichos pacientes dicen haber escuchado un crujido pero solo seis horas después fueron a un centro médico.

Dicho esto, no solamente es clave protegerse de las enfermedades de transmisión sexual sino de una fractura de pene, que podría dejarlo por fuera de las camas por un buen rato.