Cunde desesperanza por 43 estudiantes mexicanos tras identificación de cadáver

En el caso de que los 43 estudiantes hayan sido asesinados, sería una de las peores masacres de la violencia que vive México.

AFP

Los temores de que los 43 estudiantes desaparecidos desde septiembre en el sur de México hayan sido masacrados se han agudizado en el país después de que los restos de uno de los jóvenes fueran identificados con pruebas de ADN.

Los restos del joven Alexander Mora, de 19 años, fueron encontrados en la misma zona del estado de Guerrero (sur) donde sicarios de un cartel narcotraficante declararon haber asesinado a los jóvenes e incinerado sus cuerpos.

Esta primera identificación entre los restos casi carbonizados que fueron enviados a un laboratorio de Austria se conoció el sábado coincidiendo con una marcha en Ciudad de México en la que los padres de los jóvenes prometieron seguir luchando hasta encontrar a los otros 42 estudiantes.

La fiscalía general convocó a una conferencia de prensa al mediodía del domingo para dar información sobre el tema, aunque una fuente oficial confirmó a la AFP la identificación.

En el caso de que los 43 estudiantes hayan sido asesinados, sería una de las peores masacres de la violencia que vive México desde el lanzamiento de una ofensiva militar contra el narcotráfico en 2006. Más de 80.000 personas han sido asesinadas y 22.000 desaparecidas desde entonces.

La desaparición de los estudiantes, uno de los peores crímenes de la historia reciente de América Latina según Human Rights Watch, mereció la condena internacional y exhibió de nuevo la profunda infiltración del narcotráfico en autoridades mexicanas, socavando la afirmación del presidente Enrique Peña Nieto de que su estrategia de seguridad está funcionando.

En este contexto de indignación nacional y fuertes protestas por el crimen, Peña Nieto se apresta a recibir a jefes de Estado de América Latina, España y Portugal en la XXIV Cumbre Iberoamericana de Veracruz (este) del lunes y martes.

Algunos presidentes ya se encuentran en territorio mexicano, como el uruguayo José Mujica, quien tuvo en noviembre un incidente diplomático con México al decir en una entrevista que la situación de ese país es "terrible" y que pareciera que fuese "una especie de Estado fallido", aunque después el mandatario rectificó.

- "Vamos a hacer justicia" -

La identificación de los restos de Alexander Mora fue confirmada por un vocero de las familias en una nueva protesta el sábado por el crimen en Ciudad de México, donde miles de manifestantes llevaron banderas negras y exigieron la renuncia de Peña Nieto.

Como los demás desaparecidos, Alexander estudiaba en una escuela de la comunidad de Ayotzinapa (Guerrero) para formarse como maestro y dar clase en áreas rurales del empobrecido Guerrero.

El joven, que estaba en el primer curso, era originario de El Pericón, una humilde comunidad montañosa de 1.800 habitantes situada a 135 km de la turística Acapulco (Guerrero).

"No le lloramos a Alexander, su caída va a florecer en la revolución. Que sepa donde quiera que esté que vamos a hacer justicia", expresó Felipe de la Cruz, vocero de los padres, durante la marcha.

El portavoz aseguró que no cesarán su búsqueda y sus protestas contra el gobierno hasta encontrar a los otros 42 estudiantes.

Los jóvenes desaparecieron la noche del 26 de septiembre después de que policías de Iguala (Guerrero), que supuestamente seguían órdenes del alcalde, atacaran autobuses que los jóvenes se apropiaron para regresar a la cercana Ayotzinapa.

Los agentes los entregaron a sicarios del cártel Guerreros Unidos, al cual según autoridades servían el alcalde y su esposa, ya detenidos.

Los sicarios asesinaron a los estudiantes, quemaron sus cuerpos en un basurero y después arrojaron los restos carbonizados en bolsas a un río, según la fiscalía.

- Atacar la corrupción -

Para corroborar ese terrorífico relato, la fiscalía envió en noviembre algunos restos encontrados a un prestigioso laboratorio de la Universidad de Innsbruck (Austria).

El abogado Mario Patrón, un representante de las familias, señaló a la AFP que los restos de Mora fueron encontrados en la orilla de un río pero subrayó que esta identificación no prueba que todos los otros jóvenes fueran también asesinados.

"Las autoridades tienen que explicar el paradero de todos los desaparecidos", recalcó.

El crimen de Iguala ha generado la peor crisis para Peña Nieto en sus dos primeros años de presidencia. Encuestas señalan que su popularidad ha bajado a alrededor del 40%, la peor cifra para un presidente mexicano en casi dos décadas.

Peña Nieto, que esta semana viajó por primera vez a Guerrero desde las desapariciones, anunció medidas para frenar la infiltración del narcotráfico en las instituciones mexicanas, que analistas consideran insuficientes.

El crimen de Iguala volvió a poner a la violencia en el centro de atención de México socavando el intento de Peña Nieto de enfocarla en sus ambiciosas reformas económicas.