¿De dónde viene el miedo al viernes 13?

Para muchas personas es una fecha relacionada con la mala suerte. ¿Dónde nació ese augurio?

Nuevamente es viernes 13, el segundo en lo que va del 2017 y los mitos, augurios y supersticiones salen a flote. Pero, ¿por qué esta fecha está relacionada con la mala suerte y el terror? Alrededor del mundo se han creado teorías para responder esta pregunta. 

La cultura anglosajona es la primera en relacionar el viernes 13 con eventos desafortunados. Este augurio se lo deben a una maldición que fue lanzada y se comenzó a extender hasta llegar al mundo occidental. El 13 de octubre de 1307, bajo la orden del rey francés Felipe IV fueron detenidos los Templarios, quienes en ese entonces conformaban la orden religiosa y militar que se ubicaba en Tierra Santa. Luego de ser apresados fueron quemados en la hoguera acusados de herejía e idolatría.

Uno de los maestros de los templarios, Jacques de Molay, quien se encontraba en la hoguera, lanzó una maldición que aseguraba que, en menos de un año, iban a fallecer, tanto el rey y el papa Clemente V. La profecía se cumplió. Los eventos ocurridos hicieron que la maldición quedara presente y provocara miedo cada vez que llegaba la fecha. Lo curioso de este nuevo viernes 13 es que se cumplen 710 años desde lo ocurrido. 

Este temor también ha sido utilizado como un símbolo religioso: la última cena. A ella asistieron 13 personas, los 12 apóstoles y Cristo, quien fue crucificado al día siguiente, coincidía con que era viernes. 

En Hispanoamérica no solo se guarda en augurio por viernes, también por el martes 13. Ambas fechas están asociadas a presagios negativos, muchos aseguran que no dejan de ser supersticiones. El hecho de cruzarse con un gato negro, pasar por debajo de una escalera, romper un espejo o botar la sal pueden traer desgracias e infortunios. Y usted ¿también le tiene miedo al viernes 13?