Detienen en Siberia a chamán que pretendía “exorcizar” a Putin

El chamán siberiano Alexandr Gábishev comenzó en marzo un viaje a pie que tenía como misión llegar a Moscú para exorcizar al presidente ruso Vladimir Putin. Fue detenido por las autoridades rusas y ahora es acusado de “crear un grupo extremista”.

El presidente de Rusia Vladimir Putin durante una reunión en Moscú.EFE

En un gran operativo, según contaron testigos, las autoridades rusas detuvieron al chamán Alexandr Gábishev, quien llevaba medio año cruzando a pie Rusia con la misión de llegar a la capital para “exorcizar” al presidente Vladimir Putin. Gábizhev quien tenía proyectado llegar en 2021, fue arrestado en la frontera entre la república de Buriaria y la región de Irkutsk, en Siberia Oriental.

 “Llegaron dos furgones con policías, que le atraparon y le metieron dentro (de un vehículo) con su carrito (con pertinencias personales) para llevarlo en dirección a Ulán Udé (capital de Buriatia)”, dijo uno de los seguidores del chamán que se encontraba con él en el momento de la detención.

Otro testigo de los hechos indicó al portal Taiga.Info que en la detención del chamán participaban “decenas de efectivos de los servicios de seguridad” que rodearon el campamento donde en aquel momento se encontraba Gábishev con sus seguidores, y fueron directo a su tienda de campaña y le pusieron boca abajo”. Le recomendamos: Quien es Vladimir Putin: el enigmático líder de Rusia 

De acuerdo con los seguidores del chamán, Gábishev podría ser acusado de crear un grupo extremista. El chamán, de 51 años, comenzó su caminata a pie desde el Extremo Oriente ruso hacia Moscú el pasado marzo y hasta ahora había recorrido cerca de 3.000 kilómetros.

En una de sus entrevistas, el chamán contó que había emprendido el viaje con 3.000 rublos (unos 50 dólares) en el bolsillo, pero la gente que se cruzaba en el camino comenzó a ayudarle, lo que finalmente fue clave para que pudiera costear los gastos de su expedición. El Ministerio del Interior de Rusia confirmó hoy la detención de un hombre buscado por unos delitos cometidos en la república de Sajá (Yakutia) sin precisar si se trata de Gábishev

Alexéi Navalny, principal detractor de Putin, bromeó con el viaje de este chamán en estos días: “Putin tiene miedo, ya tiembla y dice: 'Dios mío, salvame de este chamán'”, dijo.

Años atrás, en 2017, Vladimir Putin reveló en una entrevista con el director de cine Oliver Stone que ha habido por lo menos cinco intentos de atentados en su contra, aunque declaró tener una gran confianza en su servicio de seguridad. Le puede interesar: Ella es la mujer más influyente en la vida de Vladimir Putin 

“Yo hago mi trabajo y los empleados de seguridad hacen el suyo. Hasta el momento les ha salido bien”, dijo Putin en la entrevista. “¿Sabe lo que dice nuestra gente? Aquel cuyo destino es ser ahorcado no se ahogará”, añadió el mandatario, “solo Dios conoce nuestro destino: el mío y el de usted. (…) Algún día la muerte nos llegará a cada uno de nosotros. La cuestión es qué habremos hecho en esta tierra pecadora y si habremos disfrutado de la vida”, concluyó.

A comienzos del 2000, las fuerzas de seguridad rusas señalaron que tenían información sobre un posible ataque contra Putin planeado por radicales chechenos. El plan consistía en atacar al mandatario mientras asistía al funeral del exalcalde de San Petersburgo el 24 de febrero de ese año. Más tarde, la Agencia Federal de Noticias de Rusia informó de un plan para atentar contra el presidente durante una visita oficial a Bakú. Según las autoridades, el autor del plan sería Kianan Rostam, ciudadano iraquí que fue entrenado en campamentos de Afganistán y tenía vínculos con radicales chechenos. Rostam fue detenido y condenado a 10 años de prisión.

La Policía Metropolitana de Londres, Inglaterra, frustró otro intento de ataque contra Putin en octubre de 2003 en el que habrían participado dos exagentes del servicio secreto ruso. Cuatro años más tarde, en 2007, mientras Putin se disponía a visitar Estambul, Turquía, yihadistas de Al Qaeda planearon atentar contra el mandatario. El ataque fue frustrado por el servicio secreto turco, que detuvo a cinco personas sospechosas del atentado.

Finalmente, en 2012, el Servicio de Seguridad de Ucrania encontró que el líder de los radicales de la insurgencia del Cáucaso Norte, Doku Umárov, encargó un plan para atentar contra Putin, por lo que fue encarcelado.

 

881996

2019-09-19T20:17:02-05:00

article

2019-09-19T22:38:27-05:00

cgomez_250775

none

-Redacción Actualidad con información de EFE

Actualidad

Detienen en Siberia a chamán que pretendía “exorcizar” a Putin

68

5950

6018