Se presentaron más de 40 grupos y unos 300 artistas en cuatro escenarios

hace 12 horas
CONTENIDO DESARROLLADO EN ALIANZA CON SANOFI

Diabetes: las cifras van en aumento

Esta enfermedad ha sido calificada como la epidemia del siglo XXI que, según datos de la Organización Mundial de la Salud, afecta a 422 millones de personas.

Getty Images

En Colombia, 2,5 millones de personas sufren de diabetes mellitus. Es importante anotar que casi un 40 % de estos no saben que tienen la enfermedad debido a que están en una etapa sin síntomas y se detecta a menos que se realicen exámenes de laboratorio como glucemia o hemoglobina glucosilada.

La diabetes ha sido calificada como la epidemia del siglo XXI, una enfermedad que, según datos de la Organización Mundial de la Salud, afecta a 422 millones de personas y se calcula que para el año 2030 la padecerán 560 millones. Es de anotar que un total de 26 millones viven en Suramérica y el Caribe.

La tendencia es que esta cifra se duplique en las próximas décadas. Se estima que la diabetes originó unos 4 millones de muertes en el año 2017 en el mundo.

Tipos de diabetes: Existen varios tipos de diabetes mellitus (DM):1. DM tipo 1, 2. DM gestacional, 3. DM tipo 2.

El médico Hernán Yupanqui señaló que la DM tipo 1 se presenta usualmente en niños y es causada por una reacción autoinmune que ataca las células beta que producen la insulina en el páncreas. Es decir, que el mismo organismo ataca el sitio en el que se produce la insulina.

También dijo el especialista que la diabetes gestacional es un trastorno que suele ser transitorio y se caracteriza por su presentación en el embarazo, entre las semanas 24 a 28 de gestación se detecta por exámenes de laboratorio y se relaciona si no se da un manejo adecuado con complicaciones como hipertensión arterial del embarazo, preeclampsia, macrosomía fetal, hipoglucemia en el recién nacido, etc.

En cuanto a la diabetes tipo 2, es el resultado de una producción inadecuada de la hormona insulina, encargada del correcto metabolismo de los azúcares o la incapacidad del organismo para responder plenamente a dicha hormona, que se define como resistencia a la insulina.

La diabetes tipo 2 se ve con más frecuencia en adultos mayores, aunque cada vez se presenta más  en niños, adolescentes y adultos jóvenes, debido al aumento en la obesidad, el sedentarismo y las deficiencias que se dan en la dieta diaria.

Síntomas

Los síntomas de esta enfermedad incluyen sed anormal, boca seca, micción frecuente y abundante, falta de energía y fatiga, hormigueo o entumecimiento de las manos y pies, infecciones recurrentes en la piel, lentitud en la cicatrización de las heridas y visión borrosa.

Pero muchas personas tienen la enfermedad asintomática, y solo se diagnostica cuando aparecen algunas complicaciones luego de padecerla durante varios años.

Existen factores que influyen en el desarrollo de la enfermedad, como son el inadecuado consumo de frutas y verduras, y una dieta en donde predominan los productos ultraprocesados, grasas y azúcares.

Avances

Este año la diabetes tiene nuevas investigaciones. Existen novedades en los tratamientos y las iniciativas para prevención primaria de la enfermedad son cada vez más importantes.

“Hay nuevos medicamentos en la prevención secundaria, es decir, cuando ya hay una complicación como un infarto del corazón. En Estados Unidos salió la insulina inhalada. Son inhaladores novedosos y la insulina ingresa por el aparato respiratorio”, señaló Yupanqui. También dijo que existen nuevos medicamentos, con los cuales el diabético elimina azúcar por la orina, baja de peso y son orales.

Por otra parte, también están las nuevas tecnologías, que han permitido una serie de avances en el acompañamiento de las personas con diabetes. Según Mauricio Oliveira, director de la Unidad de Diabetes y Cardiología de Sanofi, “hoy en día se ha logrado un progreso en la prevención de esta enfermedad, lo que mejora notablemente la calidad de vida del paciente sin mayores limitaciones, reduciendo las complicaciones propias de la enfermedad”.

Prueba de ello, es que ahora encontramos en el mercado colombiano los siguientes avances:

Monitor flash de medición continua. Un sensor con filamento flexible se inserta debajo de la piel y mediante un transmisor envía una señal a un monitor que realiza lecturas de glucosa de una forma continuada. Se pasa por encima el móvil o un lector, y este detecta el nivel de azúcar. Funciona vía bluetooth. Este sistema lo financia la sanidad pública para niños de 4 a 18 años.

Una tecnología así, en la actualidad, puede llegar a durar hasta 100 días e incluso hasta 6 meses.
Bomba de insulina inteligente. Es un dispositivo que va introduciendo dosis pequeñas de insulina en el cuerpo mediante un tubo muy fino de plástico que es introducido debajo de la piel. La bomba está programada para suministrar las dosis las 24 horas del día. No solo bombardea insulina, sino que la relaciona con la alimentación ingerida.

Medidor de glucosa capilar con y sin punción. Este medidor es el más extendido. En la actualidad es mucho más rápido y en pocos segundos ofrece una medición. Además de poder -muchos de ellos- almacenar datos de las mediciones, ofrece información adicional como una orientación sobre la dosis que más les conviene a nuestros pacientes.

Más educación

Dijo el endocrinólogo Yupanqui, que lo más importante es la educación en diabetes. Hay que tener una vida saludable con una alimentación sin azúcares adicionados, libre de productos comestibles ultraprocesados, sin grasas saturadas (mantequillas, etc.), evitar el cigarrillo y aumentar la actividad física.

Asimismo, muchas personas colombianas que usan insulina tienen rechazo por este tratamiento, que señalan como un químico, que les afecta los “ojos”, cuando en realidad el inicio de su uso es “tarde” y paralelo al comienzo de retinopatía diabética, que es la verdadera causa del daño ocular.

Por eso el experto Yupanqui señala que el tratamiento debe incluir mucho amor, comprensión por parte de la familia y el esfuerzo del Estado colombiano por reducir las complicaciones crónicas de esta enfermedad, que sigue siendo primera causa de amputación de miembros inferiores, ceguera y falla renal terminal con necesidad de diálisis en el país. La familia tiene que estar integrada con el tratamiento, es decir, todos sus integrantes compartirán con la persona afectada la dieta sana, el ejercicio y los hábitos de vida saludable. Hay que educar a los acudientes de los niños y ojalá en los colegios se institucionalice una cátedra de educación saludable.

891611

2019-11-18T10:01:55-05:00

article

2019-12-06T16:12:30-05:00

practicanteweb_250636

none

Martha Díaz- Especial para El Espectador

Actualidad

Diabetes: las cifras van en aumento

35

6664

6699