Dragon Ball Super: El momento inolvidable del capítulo 121

Goku, Vegeta, Freezer, Gohan y el androide 17 pusieron a punto su poder y respondieron, juntos, el ataque de Aniraza.. Atención: Esta noticia contiene spoilers.

TOEI

El último capítulo de Dragon Ball Super ofreció a los fans del anime de Akira Toriyama un regalo de Navidad que jamás podrán olvidar en lo que, sin duda alguna, fue uno de los momentos más emocionantes del Torneo de Poder.

La saga de Supervivencia celebró las fiestas con un gran enfrentamiento que originó un Dream Team con el que pocos podían soñar. Todos los luchadores del Universo 7 que todavía quedan en el Torneo de Poder combatieron contra un enemigo común.

Así, en el capítulo 121 el equipo de Goku se enfrentó al temible Aniraza, la fusión de androides del Universo 3 capitaneado por Paparoni que se presentó como un rival formidable y llegó incluso a eliminar al androide 18.

Fue entonces, cuando el colosal luchador definitivo del Universo 3 reveló su plan final, le salieron alas y pudo entonces volar para intentar lanzar una tremenda bomba de energía capaz de destruir el ring en el que el resto de luchadores combatían... y con ello eliminándoles.

Pero los cinco luchadores del Universo 7 que todavía quedan con vida en el Torneo de Poder no estaban dispuestos a dejar que eso pasara. Goku, Vegeta, Freezer, Gohan y el androide 17 pusieron a punto su poder y respondieron, juntos, el ataque de Aniraza.

Los cinco formidables luchadores lanzaron sus ráfagas de poder y consiguieron, en principio, contener a su salvaje enemigo. Pero fue finalmente C-17, guiado por su 'instinto de androide' quien asestó el golpe definitivo al reactor de la fusión y permitió que el resto fulminara a Aniraza con su ataque eliminando así al Universo 3.

Un momento histórico, ver a cinco de los personajes más legendarios de Dragon Ball Z luchar juntos contra un enemigo común, que merece la pena disfrutar una y otra vez.