El 77% de los viajeros prefieren perder su anillo de boda antes que sus dispositivos móviles

Reveló un estudio elaborado por Intel.

Una encuesta encargada por Intel Corporation, y realizada por TNS, para investigar la actitud de los viajeros con la tecnología móvil, reveló que cuando las personas viajan sin sus computadoras se ponen furiosas de no llegar a conseguir enchufes para cargar sus aparatos.

Según el mismo estudio hasta se pueden mostrar irritables si otras personas espían las pantallas de sus dispositivos de cómputo móviles  (ultrabook, tableta o notebook). Asimismo, el 25% de los viajeros admitió haber espiado la pantalla de otra persona, sostiene la investigación.

El estudio de Intel llamado “Normas técnicas para viajeros” busca demostrar la relación inseparable (casi amorosa) entre las personas y sus equipos. De hecho, reveló una verdadera conexión emocional entre éstos y sus dispositivos móviles, al punto de evidenciar cómo los usuarios pueden llegar a permanecer más tranquilos y seguros cuando tienen la opsibilidad de acceder a esta tecnología estando en vacaciones. Incluso algunos viajeros "admitieron haber llegado a coquetear con extraños con el fin de acceder a conexiones eléctricas".

Casi la mitad (44%) de los viajeros admitió sentir ansiedad sin su dispositivo de computación móvil, y 87% de los jóvenes adultos (entre 18 y 20 años) se sienten más felices cuando viajan con sus dispositivos. Para los encuestados la pérdida de su computadora puede llegar a ser más dolorosa que perder el anillo de boda (77% vs. 55%).

Incluso buena parte de los encuestados (un 46% en adultos y el 63% en jóvenes adultos) admitió que prefieren comprometer la comodidad personal y la higiene buscando un enchufe para intentar mantener sus dispositivos cargados.

Por eso no extraña que al momento de elegir un restaurante o un bar consideren primero la disponibilidad de conexiones eléctricas para poder conectar sus dispositivos.

Según la investigación, el 64% de los participantes admitieron sacrificar su apariencia personal, dejando de usar secador de cabello, maquillaje, protector solar, ropas para ejercicios y hasta zapatos, con tal de dejar espacio en sus equipajes para sus adorados aparatos. De ellos, el 7% aseguró haber sacado de la maleta la ropa de su pareja con tal de ganar espacio para sus dispositivos.

Temas relacionados