El cambio de la paternidad en Colombia durante los últimos 100 años

Un estudio desarrollado por la universidad de la Sabana clasificó a tres generaciones de papás y sus distintos modos de ejercer la paternidad.

EFE

El análisis hecho por el centro educativo dividió a los padres en tres generaciones: Los nacidos entre 1920 y 1949; los de la generación X, dados a luz entre 1950 y 1979; y los llamados ‘Milenarios’ nacidos de la década del 80 en adelante.

La conclusión del estudio determinó que el ejercicio de la paternidad se ha suavizado con los años. Las leyes y la revolución femenina crearon un escudo contra el tipo de padre que se esforzaba por cumplir con su voluntad a toda costa, incluso, si esta era llevada a cabo con violencia física o verbal. El primer grupo de estudio fue la generación de los ‘baby boomers’, padres nacidos durante los periodos de guerra y entre guerras de la primera mitad del siglo XX.

Según el análisis, elaborado por el Instituto de La Familia de la Universidad de La Sabana, los hombres nacidos en esa época se criaron con la obligación de ser la figura de poder dentro del hogar. Esto significaba imponer su voluntad, ser los únicos que proveían dinero y someter a los demás miembros de la familia. El director del estudio, el profesor Andrés Cano, aseguró que este tipo de padres “no veía problema en ejercer su autoridad a los correazos o a los gritos sin ser consciente del daño que pudiera generar”. En ese mismo sentido, la investigación advierte que esta generación de hombres generalmente responden con conductas agresivas si ven amenazado el poder que ejercen sobre su familia.

Los padres nacidos después de la mitad del siglo XX y hasta finales de la década de los setenta vieron como se modificó el estilo en el ejercicio de la paternidad. Durante estos años se ampliaron los derechos de las mujeres y de los niños, por esto su actitud también fue controlada mediante la legislación.

El estudio declara que los padres de esa época se vieron desplazados de los lugares que tradicionalmente ocupaban los hombres. La entrada de la mujer al mundo laboral supuso un golpe al pensamiento machista de engrandecer la hombría a costa del esfuerzo físico e intelectual por el cual eran capaces de ganarse el dinero para sostener a la familia. Con las mujeres generando ingresos, cada vez más cuidadas por el estado y los niños protegidos por la ley; los padres de esta generación entraron a una confusión que llevó a los extremos. Algunos se volvieron muy permisivos y otros, en cambio, resolvieron aferrarse a la educación rígida que ellos habían recibido.

En las últimas tres décadas la figura de la mujer se termina de establecer como proveedor igual o más importante que el hombre. Estos, por su parte, ya aceptan el cambio y empiezan a compartir tareas, sin embargo, no saben en realidad cuales conductas tomar para lograr ser buenos padres. El castigo físico fue reemplazado por el dialogo ya que se toma como algo negativo reprimir de forma violenta a los hijos.

Las leyes, la participación de la mujer y el cambio de mentalidad han forjado un nuevo estilo de padres que afrontan un mundo globalizado en el que los niños comprenden rápidamente las formas de indagarlo. La era digital crea un reto importante ya que el internet y los nuevos medios crean modelos que no necesariamente son los mejores para el desarrollo de los menores. El gran desafío de los padres de hoy es crear un vinculo estrecho con sus hijos que cada vez están más dispersos entre la cantidad de vías que el mundo del siglo XXI ofrece para ellos.

Temas relacionados