El colombiano que a sus 9 años logró un récord Guinness en béisbol

Rafael Gómez y su padre Juan Gómez se propusieron alcanzar el título y lo lograron. En el centro comercial Plaza de las Américas el Bogotá, frente a cientos de espectadores, hizo el mayor número de atrapadas de béisbol alternando las manos.

Guinness World Records

Rafael Gómez es un colombiano de 9 años, apasionado por el béisbol, quien se propuso batir un marca y lo logró: es dueño del título de Guinness World Records para el mayor número de atrapadas de béisbol alternando las manos.

A sus tres años de edad comenzó a practicar el deporte con su padre Juan Gómez. Un día, el pequeño le dijo que tenía el deseo de sobresalir e inspirar a otros niños en su comunidad, así que decidieron ir por el título y, desde entonces, practicaron juntos en Bogotá. Lea también: Va por los 100 metros: Sofía Gómez buscará romper otra vez su récord mundial en 2018.

Por semanas, entrenaron con la determinación de hacer el mayor número de atrapadas y el 28 de octubre, frente a cientos de espectadores en el centro comercial Plaza de las Américas en Bogotá, Rafael Gómez intentó el récord. Puede leer: Un ingeniero inglés desafía a Iron Man y establece un nuevo récord Guinness. 

“Él quiso imponer este récord para demostrar que tiene la habilidad de lanzar y atrapar con las dos manos, algo que no es muy común en un beisbolista. Adicionalmente, quiere enviar un mensaje diciendo que los niños tienen talento y que luchan por sus sueños a pesar de las dificultades”, expresó el padre de Rafael.

Antes del día del intento, Gómez hacía 61 atrapadas en 60 segundos con una separación de 10 metros. Y el gran día hizo 68. Lea también: El mural a lápiz más grande del mundo está en Colombia.

“Rafael aprendió que es capaz de lograr sus objetivos, por más difíciles que parezcan. Habíamos entrenado muy duro y había alcanzado 61 atrapadas y en este intento llego a 68, logró concentrarse y enfocarse en su meta de imponer un título de Guinness World Records”, explicó Juan Gómez.

Ahora ellos se esforzarán y trabajarán para conquistar otros títulos de Guinness World Records. Además, Rafael Gómez seguirá practicando para llegar a jugar en las grandes ligas.