El desierto que se convirtió en un jardín florecido

Las fuertes lluvias que han caído en los últimos meses en el norte de Chile vistieron de colores el desierto de Atacama, el más árido del mundo. En donde antes era todo seco y de color ocre ahora brotan flores.