El mejor spa de Suramérica está en Bogotá

Baw Thai Spa nació hace cinco años con el propósito de ofrecer bienestar para la mente y el cuerpo a través de técnicas tailandesas. Hoy el mundo reconoce su trabajo y lo premia por la experiencia que les brinda a sus visitantes.

El mundo avanza a pasos agigantados y con él, la necesidad del ser humano de no parar. Vidas distintas, una misma rutina: activar una alarma cada noche, levantarse temprano, cumplir con unos compromisos en casa, con otros en la oficina, soportar el tráfico, comer mucho y sin pausa, hacer ejercicio, preparar el almuerzo o los uniformes de los niños, revisar redes sociales, dormir un par de horas y continuar. Acciones que de manera consciente o inconsciente no solo nos restan días sino vida.

Que el dolor de cabeza es por el calor; que la tensión en el cuello es por dormir mal; y que el malestar en la espalda es por una mala postura; son las típicas frases que se pueden escuchar al menos una vez al día. ¿Hasta cuándo vamos a engañar al cuerpo haciéndole saber que nos está fallando, cuando somos nosotros quienes no le damos un descanso? Descanso entendido como un tiempo de relajación, de quietud para el cuerpo y de silencio para la mente; merece al menos unas horas de completa calma.

Conscientes de esta necesidad, de ese afán con el que transcurren los días principalmente en las grandes ciudades, nació hace cinco años en Bogotá un espacio pensando en el bienestar del cuerpo y del alma llamado Baw Thai Spa. “La idea nació de una experiencia personal. Yo soy abogada de profesión y hace algunos años mi trabajo, que era bastante exigente, me ocasionó unos nudos increíbles en un brazo. Busqué ayuda en Bogotá, pero ninguna de las 25 terapias que me mandaron me funcionó. La solución la encontré en un spa tailandés en Francia donde desde la primera cita empecé a ver los resultados”, cuenta la bogotana Andrea Caltiau, cofundadora de Baw Thai Spa.

La curiosidad la llevó a emprender un viaje a Tailandia junto con su esposo. ¿El propósito? Conocer más sobre la historia de este método de sanación sin aparatología. “Cada vez estaba más encantada con esta cultura, de ver cómo conservan un acto milenario con más de 2.000 años y cómo transfieren el conocimiento de generación en generación. Eso, sumado con mi experiencia personal, porque realmente no volví a sentir el dolor, me impulsó a decirle a Pierre que montáramos un negocio en Colombia”, agrega.

Fue en junio de 2014 cuando en Usaquén se abrieron las puertas al público y con ellas se develaron las sillas, aromas, cuadros, luces y todos los accesorios traídos desde el continente asiático para tener un pedacito de Tailandia en Bogotá. “Con nosotros trabajan masajistas tailandesas. Ellas son expertas que vienen de la escuela de Wat Pho -considerado uno de los lugares más importantes de estudio de la medicina tradicional tailandesa-. Tienen experiencia en Rusia, India y otros países que practican esta técnica. Normalmente nosotros mismos viajamos para hacerles las entrevistas y nos encargamos de los trámites legales”.

El pasado 6 de julio, Andrea junto a su esposo Pierre recibieron, en San Petersburgo (Rusia), el premio ‘Best Unique Experience Spa’ para Suramérica otorgado por World Luxury Spa Awards, lo que los ubica como el mejor spa de la región. “Este es un reconocimiento a la excelente experiencia, de calidad y singularidad que le ofrecemos a nuestros clientes. Nos califica como únicos. Para nosotros este es el premio a un equipo que ha logrado cristalizar el esfuerzo, la perseverancia y la pasión, logrando que cada cliente viva un momento inolvidable”.

¿Cómo lo lograron? “Esta agencia de World Luxury Spa Awards está ubicada en Londres y ellos a nivel mundial hacen un testeo de los spas más reconocidos de cada país. Nos visitaron de  incógnito y luego nos escribieron diciendo que vivieron la experiencia y que podíamos participar en una de las categorías del premio. Después de tres semanas de haber interactuado con nuestros clientes y seguidores motivándolos para que votaran por nosotros, nos volvieron a contactar diciéndonos que éramos los ganadores del premio”, detalla Caltiau.

Sin embargo, y aún con este reconocimiento, el objetivo del único spa tailandés de Suramérica sigue siendo el mismo: ofrecer bienestar de cuerpo y mente a todas las personas sin importar su edad o su estrato socioeconómico. “Nuestro cliente más pequeño tiene cuatro años y el mayor tiene 80. En cuanto al portafolio de servicio, ofrecemos masajes desde $125.000 la hora, lo que resulta asequible si lo comparamos con otros lugares donde cobran en dólares. De hecho, casi siempre los jueves, lanzamos promociones con un 15 o 20 % de descuento. Como es un spa dedicado a la salud y al bienestar, queremos que todos los colombianos nos visiten”.

Pero aquí no termina la historia. El mensaje que buscan transmitir Baw Thai Spa tiene que ver con el cuidado personal, el cuidado del cuerpo y la mente que habitamos, y por eso en su radar está seguir expandiéndose, primero en Bogotá, y después por el mundo, para que más personas encuentren el equilibrio entre estar y verse bien durante y después de un masaje.

875292

2019-08-11T10:28:44-05:00

article

2019-08-11T10:28:44-05:00

mmorenot_250622

none

* Redacción Especiales

Actualidad

El mejor spa de Suramérica está en Bogotá

44

5202

5246

 

últimas noticias