Disminuir la oferta en las calles, parte de la táctica

El modelo que busca acabar con las drogas en Colombia

A propósito del Congreso Internacional Antidrogas, el general Fabián Laurence Cárdenas Leonel, director de Antinarcóticos, explica de qué se trata la nueva estrategia de gestión y las implicaciones que traería su ejecución.

El general Fabián Laurence Cárdenas es el director de Antinarcóticos. / Cristiaan Garavito

Se lleva a cabo el primer Congreso Internacional de Lucha contra las Drogas y expondrán el modelo de gestión antinarcóticos. ¿Cómo funciona?

El modelo de gestión antinarcóticos se fundamenta en un sistema operativo dual; es decir, lo que reconocemos que estamos haciendo bien, tendemos a mejorarlo. Los procesos que estamos adelantando tienen que responder a una mejora continua en cada uno de sus desarrollos y establecer un sistema de gestión integral, en donde haya capacidades; un modelo de planeación en donde se mejoren aspectos como inteligencia, investigación criminal, y haya un monitoreo, una maestría contexto del rol que tenemos que desarrollar y donde articulemos esfuerzos con otras instituciones.

El foco es la política antidrogas, disminuir la oferta de las drogas en el mercado, combatir las estructuras criminales asociadas al narcotráfico y aumentar los niveles de interrupción en materia de incautación de clorhidrato de cocaína, incautación de marihuana, insumos químicos tanto sólidos como líquidos en el procesamiento de la hoja de coca y las nuevas sustancias psicoactivas.

Y un proceso donde trabajemos en comunión con la Fiscalía para afectar las rentas criminales. No solamente en la vía de lavado de activos, sino extinción de derecho de dominio. Para eso necesitamos una inteligencia mucho más fortalecida y una investigación criminal que desarrolle todo el análisis y oriente las capacidades e interrupción del delito.

¿Cómo pasar del papel a los hechos?

Todos los planes tienen, de una u otra forma, una gestión del mismo. La planificación es importante, pero lo fundamental es la evaluación y seguimiento, y una de las condiciones que permite que haya confianza y credibilidad y genere legitimidad en el ejercicio de nuestra misión constitucional legal es rendir cuentas a través de política y buen gobierno. Si nosotros tenemos transparencia en la rendición de cuentas, si permanentemente les estamos comunicando a los ciudadanos, ellos nos apoyarán.

Cuando hablamos de ciudadanos no referimos a gremios y comunidades en general y otras instituciones que también luchan contra el crimen organizado.

¿Qué tiene de innovador este nuevo modelo frente a los anteriores, teniendo en cuenta los resultados que arrojaron?

Este modelo busca articular todas las capacidades que tiene la Dirección Antinarcóticos y la Policía Nacional y colocar un solo propósito: lucha contra las drogas ilícitas en todas sus manifestaciones.

Lo innovador es que vamos a focalizar los esfuerzos en aquellos territorios donde la problemática es mayor, a través de la identificación estratégica de las zonas de interés para el Estado y para las comunidades, zonas que tienen un nivel crítico de aumento de los cultivos ilícitos, donde hay una cultura de la ilegalidad y una economía que de una u otra forma se surte y genera unas condiciones donde la violencia se ha aumentado.

Vamos a articular esfuerzos a través de un centro de fusión operacional y vamos a organizar líneas de desarrollo a través de unidades de inteligencia financiera. Este tipo de inteligencia es importante para ponernos frente a cada una de las acciones. También hay un foco en las TIC, porque a través de la tecnología innovamos en la erradicación de cultivos ilícitos, vía drones, orugas u otras acciones que fundamentan el desarrollo de nuestra operación. Para esto necesitamos orientar nuestras capacidades, no solo a los cabecillas de la organización, sino a toda la afectación estructural de la misma.

¿Cómo está Colombia en este momento en temas de cultivos ilícitos?

La única realidad es que hay 171.000 hectáreas de cultivos ilícitos. Hemos aumentado el 17 % del año pasado a este y van a seguir aumentado si no hacemos o tomamos acciones contundentes contra estos cultivos que, digamos, es el principal insumo de alimento del narcotráfico. Aquí estamos usando las herramientas institucionales y legales que están a nuestro alcance y no solo una herramienta, estamos usando erradicación manual, estamos usando aspersión terrestre, los grupos móviles de erradicación y estamos atacando toda la cadena de crimen del narcotráfico a través de la cooperación internacional.

¿Qué temas se están abordando en el Congreso Internacional Antidrogas?

Tres aspectos: primero, cuáles son los grandes retos que vamos a desarrollar como país frente al tema de narcotráfico. Segundo, qué papel va a tener cooperación internacional en la lucha contra el narcotráfico. Y tercero, las nuevas drogas de síntesis, que digamos no han llegado con el mismo rigor a Colombia pero que sí ha ocasionado problemas graves en Norteamérica y Europa, entonces qué vamos a hacer para prepararnos para el ingreso de estas drogas, cómo vamos a preparar a la población y cómo vamos a atacar las redes de narcotráfico que están asociadas a las drogas de síntesis.

¿Cómo es estar frente de un grupo que lucha contra el narcotráfico en un país donde ese ha sido su mayor problema?

Es un gran reto. Siempre de niño mi padre y mi madre me recordaban que a grandes retos, grandes hombres, a grandes desafíos, grandes oportunidades y creo que tengo una gran oportunidad, tengo un equipo muy competente. Los hombres que laboran en la Policía Antinarcóticos son hombres que tienen la convicción clara del papel que tienen que desarrollar; son hombres que tienen las competencias para cumplir los roles de las diferente áreas, ya sea en inteligencia, investigación criminal, radiación manual, como pilotos o en el área de prevención, en donde de una u otra forma lo que hacen es desarrollar iniciativas, trabajar con la comunidad para que el consumo no se convierta en una amenaza, como actualmente la tenemos.

¿Cuál de los 23 países presentes en el congreso le ayudará más a Colombia en esta lucha antidrogas?

Históricamente Estado Unidos ha sido un líder en temas de recursos financieros, pero aquí está toda la comunidad internacional. Acá tenemos unos que apoyan con recursos financieros, otros en capacidad investigativa, otros en conocimientos técnicos, unos en cerrar espacios a los criminales y compartir información. Toda la comunidad es fundamental en la lucha del crimen trasnacional.

¿Quién es Fabián Laurence Cárdenas?

Soy un colombiano, padre de familia de tres niñas, esposo, un ciudadano que ha sido formado dentro de un hogar tolimense que busca siempre el bienestar de mucha gente. Me enseñaron desde el hogar que hay que respetar la familia, hay que procurar por el bienestar de esta y ese es el legado que yo les pienso dejar a las generaciones mías y a las futuras.

¿Cuál es su rol dentro de la Policía Nacional?

Lidero el proceso de lucha contra las drogas ilícitas. Soy el director Antinarcóticos y es un orgullo para mí liderar, gestionar y acompañar un proceso cuyo gran objetivo es el compromiso con la vida, la protección del medio ambiente y la salud de la población, en especial de los niños, niñas y jóvenes.