El ruso que espera someterse al primer trasplante de cabeza

El médico italiano Sergio Canavero sería el encargado de hacerle este procedimiento a Valery Spiridonov. Además de los peligros que conlleva una cirugía nunca antes realizada, Spiridonov tiene el reto de conseguir US$10 millones antes de que acabe el 2017.

Valery Spiridonov en el programa de televisión "Buenos días Bretaña". / Foto: Fundación Desire For Life

Valery Spiridonov, es un ingeniero ruso de 31 años que desde pequeño sufre de atrofia Werdnig-Hoffman, el tipo más duro de atrofia muscular espinal, una enfermedad degenerativa que provoca dificultades para actividades como comer, moverse o respirar. Su intención es salvar su cerebro, el único músculo funcional que tiene.

A pesar de lo complejo de este procedimiento, Spiridinov pone sus esperanzas en Sergio Canavero, un médico italiano de 51 años que asegura tener los conocimientos necesarios para hacer un trasplante que jamás se ha hecho y que buena parte de la comunidad científica define como imposible.

Spiridinov, que es miembro de la Cámara de Diputados en Vladimir (Rusia), desde pequeño se interesó por la ciencia ficción y por la que terminó dedicándose a la ingeniería y la tecnología. En la actualidad, es el encargado de una empresa que desarrolla software educativo.

Además tiene una fundación llamada Desire for Life (Deseo de Vida) con la que busca “recolectar tecnologías que puedan cambiar el mundo” según explica su página web. Pero lo que busca principalmente, según relató a BBC, es realizarse el trasplante de cabeza. Según contó al medio inglés en un correo, sus posibilidades son tan limitadas que solo puede “apretar los botones en dispositivos electrónicos, usar el joystick de mi silla de ruedas electrónica y algunas actividades mínimas”.

De realizar, el trasplante podría ser mucho más complejo de lo que ya parece. En una cirugía de 36 horas, cada paso debe estar milimétricamente calculado y que, de salir bien, continuaría con un estado de coma inducido de un mes y luego un año de terapia fisiológica.

Pero a la incertidumbre de que en efecto salga bien, Spiridinov debe enfrentar otro reto: la financiación del trasplante. Según los cálculos del médico Sergio Canavero, este podría valer de US$10 millones a US$15 millones. Y el problema es que, de no conseguir el dinero para finales de 2017 (cuando Canavero espera poder hacer la operación), perdería la prioridad en la lista para ser la primera persona en el mundo en cambiar literalmente de cuerpo.

Temas relacionados