El satélite Goce regresa a la Tierra con valiosa información