CONTENIDO DESARROLLADO EN ALIANZA CON LA ALCALDÍA DE BARRANQUILLA

El secreto de Barranquilla para el manejo de la pandemia y su reactivación económica

Noticias destacadas de Actualidad

La hoja de ruta que apalancará ese crecimiento económico y el fortalecimiento del tejido social la lideran 13 megaproyectos de ciudad, cuya inversión contempla 5,2 billones de pesos.

Luego de atravesar los momentos más críticos de la pandemia, Barranquilla le dio un giro de 180° a la conversación sobre el COVID-19. Ya no se habla de si se cuentan con suficientes UCI o si las pruebas alcanzan, sino de qué actividades —con el respaldo y continuo monitoreo de los indicadores de salud— se pueden reabrir de manera gradual y biosegura, para así empezar a recuperar los 178.000 empleos que se perdieron durante la crisis.

La hoja de ruta que apalancará ese crecimiento económico y el fortalecimiento del tejido social la lideran 13 megaproyectos de ciudad, cuya inversión contempla 5,2 billones de pesos.

Y es que la ciudad ha demostrado que sí se puede recuperar el dinamismo económico que traía desde hace más de una década. Hasta el 2019, Barranquilla venía con contundentes indicadores de desarrollo social y económico: fue la segunda ciudad con menor tasa de desempleo del país; el mayor Índice de Confianza del Consumidor; la que más contribuyó al crecimiento de la producción y ventas reales de la industria manufacturera, y la ciudad con mayor crecimiento en ventas reales en el sector de comercio al por menor y de vehículos. Adicionalmente, registró una disminución de 19,8% en la pobreza multidimensional.

Es así como, después de seis meses, comienza a vislumbrarse el optimismo que se había perdido con la llegada de la pandemia: para el segundo semestre del 2020, la encuesta Ritmo Empresarial de las Cámaras de Comercio del país destaca a los empresarios de Barranquilla como los más optimistas frente a la recuperación económica del territorio. La medición resalta, asimismo, que la ciudad cuenta con la mayor proporción de empresas con perspectiva positiva sobre el crecimiento de sus ventas, así como la creación de nuevos empleos.

Para el alcalde Jaime Pumarejo Heins la clave del manejo de la crisis ha sido vencer el miedo con base en la planeación estratégica, visión objetiva, empuje y tenacidad: “Si queremos lograr todos estos retos que nos estamos planteando, debemos tener presente que este es un proceso de subidas y bajadas”, expresó, y agregó que "a la pandemia debemos hacerles frente.

Pero lo que sí podemos manejar es la reactivación del empleo y adaptarnos a convivir con el virus, siempre basándonos en datos científicos y comunicándonos con franqueza con la ciudadanía, sin generar falsas expectativas".

Con la reapertura gradual, responsable y segura, todas las empresas de los sectores que el Gobierno nacional ha permitido a la fecha pueden operar con normalidad, siempre y cuando hayan inscrito sus protocolos de bioseguridad y estén registrados en la plataforma de la Alcaldía de Barranquilla. Al día de hoy se reportan 21.000 empresas registradas y más de 700.000 trabajadores.

Aun así, el mandatario de los barranquilleros reitera que en circunstancias extremas como las que vivimos “no podemos dejarle exclusivamente a la economía ni al mercado la responsabilidad de reactivar nuestro dinamismo, y por ello nos corresponde, a quienes tenemos la representación del Estado, propiciar la recuperación del empleo mediante la inversión pública”.

En ese sentido, con ambiciosos proyectos de ciudad como: la recuperación integral de la ciénaga de Mallorquín como atractivo turístico, los bosques urbanos, la canalización de arroyos, el Plan Maestro de Mercados, la recuperación de más de 100 parques, el sistema de caños, el Centro de Innovación y Prototipado y la Zona Marítima Portuaria, entre otros, se crearán muchos de los miles de empleos que se quieren recuperar, posicionando además a Barranquilla como un referente de progreso, sostenibilidad, desarrollo e infraestructura a nivel nacional.

Dicho plan de inversiones ha recibido el aval del presidente Iván Duque y del Ministerio de Hacienda. Ahora la administración distrital, explica Pumarejo, debe salir a complementar la capacidad de inversión privada, e incluso desde el Plan de Desarrollo así se proyectó. Con la calificación de crédito AAA, además del respaldo del sector bancario, Barranquilla consolida su solidez financiera para seguir invirtiendo y trabajando por el progreso de todos los barranquilleros; de esta manera, con la emisión de bonos, se podrán hacer estos grandes proyectos de infraestructura.

En este punto, la macroestrategia de atracción de inversiones ‘Nearshoring’ es clave. Se trata de un trabajo conjunto del Distrito, MinComercio, ProColombia, ProBarranquilla, AmCham y la Embajada de Colombia en Washington, para la estructuración de una propuesta de valor de Barranquilla como el destino ideal para la relocalización de empresas estadounidenses que han mostrado interés en acercar sus plantas de producción localizadas en China hacia sus respectivos mercados de consumo. Para este año ya se identificaron 18 proyectos, que suman alrededor de 200 millones de dólares, los cuales se instalarán en al área metropolitana y generarán alrededor de 1.000 nuevos empleos.

Con este plan integral de reactivación económica y recuperación del empleo de Barranquilla, “tomamos la decisión de hacer una reapertura gradual y responsable para mantener seguros a los barranquilleros, y así poder soñar con una ciudad que no se detiene y que aprovecha esta crisis para seguir mejorando la calidad de vida, al tiempo de recuperar ingresos dignos para los ciudadanos. Hemos demostrado que sí se puede y tenemos la plena certeza de que, con el apoyo de nuestros aliados más importantes, los barranquilleros, consolidaremos una ciudad atractiva, próspera e imparable”, afirma el alcalde Pumarejo.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

Barranquilla