Equilibrio, movilidad y caídas en adultos mayores

Las caídas son un importante problema mundial de salud pública. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, anualmente se producen 646.000 caídas mortales, lo que las convierte en la segunda causa mundial de muerte por lesiones no intencionales, por detrás de los traumatismos causados por el tránsito.

/ Getty Images

 Más del 80 % de las muertes relacionadas con caídas se registran en países de bajos y medianos ingresos, y las mayores tasas de mortalidad por esta causa corresponden en todas las regiones del mundo a los mayores de 60.

“Se calcula que uno de cada tres adultos mayores sufre al menos una caída al año, riesgo que aumenta a mayor edad. Es así como el 36 % de los que se caen tienen más de 85 años. Además, es importante mencionar que la mayoría de estos eventos se presentan en casa. Y es que, si bien caerse puede provocar lesiones y secuelas a cualquier edad, estas pueden ser más grandes cuando se trata de personas en edad avanzada”, informó la Oficina de Comunicaciones Institucionales de la Fundación Santa Fe.

¿Se pueden prevenir?

Considerando que en las caídas influyen factores físicos y externos, es importante tomar medidas. En primer lugar, es necesario hacer ejercicio, fundamentalmente el que mejora el equilibrio y aumenta la fuerza muscular. Asimismo, según especialistas, es clave corregir los problemas físicos que aumentan el riesgo de caídas, por lo tanto, cuando corresponda, se debe mejorar la agudeza visual con lentes o cirugía, si está indicada; reducir al máximo posible los medicamentos, tratar la hipotensión ortostática y normalizar los niveles de vitamina B12 y vitamina D, ya que su carencia puede producir problemas de fatiga y pérdida de equilibrio.

También es importante modificar las condiciones del hogar, retirar alfombras, mejorar la iluminación e instalar pasamanos en escaleras y en la tina de baño.

Ejercicio para prevenir complicaciones

“La actividad física es un pilar fundamental en la promoción de salud, ya que, además de tener un impacto en la prevención de enfermedades no transmisibles, mejora la salud cardiovascular, metabólica, osteo-articular, cognitiva y emocional”, dice Samantha Clayton, AFAA, ISSA, vicepresidenta de rendimiento deportivo y educación física mundial de Herbalife.

Según Clayton, lograr que el cuerpo se mueva de forma regular es saludable, no solamente para lograr sus metas de composición corporal, sino también para promover la circulación y mejorar su bienestar. Cuando mantiene las articulaciones en movimiento con actividad física regular, es menos probable que experimente pérdida de movilidad y dolor de las articulaciones, que por lo general son causados por la inactividad.

“Para lograr los beneficios asociados con la actividad física, es recomendable que realice un mínimo de 30 minutos de ejercicio al día, cinco días a la semana. Por lo general, el primer paso es el más difícil, pero una vez la actividad física forma parte de su rutina, los beneficios hacen que sea más fácil. Aunque no pueda comprometerse a hacer ejercicio por 30 minutos, hacer alguna actividad es mejor que nada”, dijo la experta.

889597

2019-11-06T06:00:19-05:00

article

2019-11-06T07:00:01-05:00

[email protected]

none

* Redacción Especiales

Actualidad

Equilibrio, movilidad y caídas en adultos mayores

50

3090

3140