Esta puede ser la casa más angosta del mundo