"Estar en un campo de fútbol para mí ha sido un acto de rebeldía”: Indígena mazahua

Jugar fútbol está prohibido para las mujeres de la etnia mazahua de México. Sin embargo, Guadalupe García decidió convertirse en entrenadora para enseñarles a las niñas de su comunidad a luchar contra la violencia de género.

Jugar fútbol está prohibido para las mujeres de la etnia mazahua de México, por ser considerado un deporte masculino. Sin embargo, Guadalupe García decidió convertirse en entrenadora para enseñarles a las niñas de su comunidad a luchar contra la violencia de género.