Estatua de la Libertad reabre su corona tras un año de trabajos

Están agotadas las entradas hasta fines finales de noviembre.

La Estatua de la Libertad, emblemática imagen de Nueva York y del "sueño americano" para millones de inmigrantes, reabre el domingo al público su corona, tras un año de trabajos de renovación.

Las entradas para visitar la corona están agotadas ya hasta fines de noviembre, indicó Katie Lawhon, responsable de prensa del servicio estadounidense de parques nacionales que administra el monumento."Hay 315 visitantes por día. Las entradas están agotados por un mes", dijo Lawhon.

La estatua, situada en Liberty Island, en la bahía de Nueva York, celebró el año pasado su 125 aniversario, antes de cerrar durante doce meses para obras de mantenimiento.

El monumento denominado "La libertad iluminando el mundo", creado por el escultor francés Auguste Bartholdi, fue ofrecido por Francia a Estados Unidos en señal de amistad en 1886 para celebrar, con diez años de retraso, el centenario de la declaración de la independencia estadounidense el 4 de julio de 1776.

Simboliza la libertad, especialmente para los inmigrantes que llegaban en barco a Estados Unidos tras la larga travesía del Océano Atlántico.Las tareas de mantenimiento abarcaron las escaleras ubicadas en la corona de la estatua y otras reformas de seguridad.