Las estrellas de la música no comen los alimentos que publicitan

Una investigación adelantada por pediatras en Estados Unidos dio a conocer que la mayoría de productos alimenticios que promueven los artistas no son nutritivos y encaminan a la juventud hacia la obesidad.

/ AFP

Un estudio de la Universidad de Nueva York reveló que las celebridades de la música que promocionan productos gastronómicos no comerían los alimentos que publicitan. Los análisis fueron hechos a partir de una selección de artistas clasificados en la lista Billboard Hot 100 , que categoriza las canciones de acuerdo a las ventas y a el número de reproducciones de estas en las radios. Otra variante que se tuvo en cuenta fueron los cantantes nominados a los premios Teen Choice award. Esta elección permitía identificar las preferencias del público juvenil.

Fue precisamente la preocupación por la obesidad infantil lo que motivó a los médicos a adelantar está investigación. Los pediatras a cargo del análisis sospecharon que los artistas favoritos de los adolescentes eran las caras reconocidas de la mayoría de marcas que producen comida basura en el mundo.
El estudio demostró la influencia de los artistas en esta población aludiendo a que los menores entre 12 y 18 años escuchan, en promedio, dos horas de música al día. La investigación también permitió diferenciar a la juventud negra y latina quienes escuchan tres horas de música al día. En un análisis previo fue posible establecer que el 20% de las canciones más populares en Estados Unidos mencionan marcas de alcohol y las asocian con consecuencias positivas.

Entre los artistas que representan las campañas de comercialización de productos más dañinos para el cuerpo se encuentran Justin Timberlake, Maroon 5, Shakira y Britney Spears. El estudio reveló que el 80% de los alimentos promocionados por los cantantes son muy poco saludables, ya que contienen muchas calorías y pocos nutrientes. Así mismo, el 71% de las bebidas no alcohólicas son edulcoradas y contienen azúcar añadido.

La Organización Mundial de la Salud ya ha advertido los problemas que trae consigo sufrir de obesidad, especialmente en edad infantil o juvenil, porque generalmente el sobrepeso continúa hasta la adultez. La alarma se hace mayor ya que en 2014 se pudo identificar que en 30 años la cifra de obesidad se ha duplicado y se estima que 1,900 millones de adultos en el mundo tienen sobrepeso.

Temas relacionados