Ford rechaza demandas por aceleración involuntaria de vehículos

Propietarios de vehículos en 14 estados presentaron el viernes una demanda colectiva.

El fabricante estadounidense de automóviles Ford, que enfrenta juicios por demandas de que sus vehículos se aceleran involuntariamente, rechazó este sábado las acusaciones, a las que calificó de no científicas.

Ford dijo que abordó el tema con autoridades reguladoras, cuyo trabajo "es mucho más científico y confiable que el de los abogados de los demandantes y sus expertos remumerados", según un mensaje electrónico de un portavoz de la empresa.

Propietarios de vehículos en 14 estados presentaron el viernes una demanda colectiva en nombre de "eventualmente millones de compradores o arrendadores de coches Ford fabricados entre 2002 y 2010".

Según un comunicado de los demandantes, "los vehículos Ford equipados con un sistema de regulación electrónico de la aceleración sufren súbitos e inesperados movimientos de aceleración".

"Ford ha admitido que algunos de sus vehículos eran propensos a esa aceleración", agregaron.

Temas relacionados