Foto de niña que toma agua de un charco genera conmoción en el mundo

El caso sucedió en la provincia de Misiones en Argentina. La menor pertenece a la comunidad indígena mbyá guaraní.

Tomada de Facebook de Miguel Ríos

Hace unos días, en Argentina hubo una fuerte oleada de calor, que llevó a que en algunos lugares hubiera una temperatura de hasta 38°C. En ese contexto quedó registrada una imagen que ha generado gran indignación en redes sociales: una niña, perteneciente a la comunidad indígena mbyá guaraní en la provincia de Misiones, se arrodilla en el piso para intentar tomar agua de un charco.

La foto fue hecha por un peatón y compartida en el portal web Misiones Online el pasado jueves. En un primer momento, la imagen empezó a circular en grupos de Whatsapp, hasta que fue subida a Facebook, red social en la que se volvió viral.  El retrato fue subido por Miguel Ríos, que lo acompañó con una breve crítica: “Mientras el país se prende fuego, esta niña guaraní se hidrata desde el suelo. Algo estamos haciendo mal como sociedad, ¿no?”.

Pero en un primer momento, la indignación se centró más en que la foto hubiese sido compartida en Facebook, que en la realidad que mostraba. Por eso, el propio Ríos escribió un comentario en el que explicó que “la foto fue tomada por un peatón, y la cual me llegó a mí. Yo tomé la decisión de subirla en mi Facebook para que tomen conciencia de una vez por todas en la realidad que estamos viviendo. Creo que la mejor manera de protestar es esta ya que lo que deberían encargarse de ellos el único interés que tienen es de robar. Dejemos de tapar el sol con la mano”.

Después de que se vilarizara la imagen, habitantes de Misiones decidieron unirse y recolectar agua para asistir, no solo a la pequeña, sino a otras familias de la comunidad guaraní que vive en la provincia argentina. Según explica el portal Infobae, en esta provincia viven más de 6000 mbyá en 200 aldeas donde se dedican, sobre todo, a la venta de artesanías, pero cuando viajan a la ciudad, se resisten a abandonar las plazas.