Fue subastada la camiseta que vestía John Lennon el día de su muerte

La prenda fue vendida por 41.000 dólares el pasado sábado. Algunos fanáticos se opusieron por considerar que se trataban de lucrar de la muerte del artista.

/AFP

El día de su muerte, 8 de diciembre de 1980, el exbeatle y su esposa, Yoko Ono, se encontraban dando una entrevista a una estación radial y en una sesión de fotos para la revista Rolling Stone. Mark Chapman recorrió durante la mañana de ese día el Upper West Side de Nueva York, zona donde vivía Lennon. Chapman era un fanático de la obra del músico. Cinco disparos se escucharon a las 10:50 de la mañana. Cuatro de ellos impactaron a uno de los artistas más influyentes del siglo XX.

Desde ese día, el encargado del edificio donde vivía Lennon, Jay Hastings, guardó la camiseta manchada con sangre que el músico vestía ese día. Cuando Chapman disparó contra el exbeatle, Hastings corrió a ayudarlo. Puso una chaqueta sobre su pecho y llamó a la policía. Moriría pocos minutos después en el hospital Roosevelt.

El pasado sábado, Hastings subastó la prenda que había conservado durante casi 36 años. La firma encargada de poner en oferta la camiseta fue Heritage Auctions. Por ella pagaron 41.000 dólares. Nadie sabía que el encargado del edificio Dakota, donde vivía Lennon conservaba el elemento. Según Garry Shrum, representante de la compañía de subastas, Hastings “sintió que es el mejor momento para venderla".

Con la excusa de que la camiseta hace parte de la historia de la música empezó el proceso para vender la prenda. Muchos fanáticos se resistieron porque consideraron que el acto trataba de lucrarse de la trágica muerte de Lennon, sin embargo, nada pudo evitar que se comercializara.

Aún no se conoce quien fue el comprador de la camiseta, pero se sabe que junto con la prenda se vendieron también: una tarjeta de acción de gracias de 1978 firmada por Lennon, Ono y su hijo, una carta escrita y enviada por la esposa del exbeatle a los empleados del edificio Dakota en la que les agradecía por su ayuda dos semanas después de la muerte del artista y una copia del álbum Double Fantasy firmado por Lennon.

Chapman continúa en la cárcel Attica Correctional Facility de Nueva York pagando una condena de cadena perpetua.
 

Temas relacionados