"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 9 horas

¿Cómo funciona el reloj biológico?

Un estudio de la Universidad UDCA precisa las mejores horas del día para beber, hacer ejercicio o tener sexo.

Archivo AFP

Tras diez años de investigación, la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales, UDCA publicó un estudio en el que precisa la importancia del reloj biológico en los humanos y determina las mejores horas para dormir, hacer ejercicio, tener sexo o beber sin emborracharse.

Entre las principales conclusiones de la investigación, se identificó que “el factor externo para sincronizar el reloj es la luz, por lo que con la invención de la bombilla se creó un ambiente de luz las 24 horas del día, pero esto tiene unos efectos negativos en la salud, en el sistema inmunológico y hormonal que pueden predisponer a enfermedades físicas”, afirmó Andrés Camargo, profesor encargado del estudio.

Además se identificó que los hábitos del sueño son diferentes en las distintas etapas de la vida y obedecen a factores psicosociales, como el género, la personalidad y los factores ambientales. Por ejemplo es normal, que en la primera infancia los niños sean madrugadores, mientras que a los “12 a los 16 años trasnochan más y aumentan su horario de sueño”, dice Camargo.

En la adultez se determina un ritmo propio, en el que de acuerdo al estudio, el reloj biológico tiene programados dos momentos del día para dormir. Uno, en la noche, en la que se induce a un sueño prolongado, y otro, en el día, que debe ser de 15 a 20 minutos y generalmente es asociado al almuerzo o al cansancio de la tarde.

Por otra parte, el estudio demuestra que las mejores horas del día para hacer ejercicio están entre las 6:00 y las 8:00 de la noche, mientras que para los pacientes hipertensos es mejor entre las 6:00 y las 8:00 de la mañana.

En cuanto a la mejor hora para consumir bebidas alcohólicas y estar menos propenso a emborracharse, se recomienda las 9:00 y las 10:00 de la noche, así como se identificó que el mejor momento para el sexo es entre las 11:00 de la noche y la 1:00 de la mañana, “debido al aumento de la concentración de hormonas sexuales, que mejora el nivel de placer del acto”, afirmó Camargo.

Mientras que las concepciones en Latinoamérica están ligadas a las temporadas vacacionales y festividades, por lo que es común notar el aumento de nacimientos en determinados meses del año, a diferencia de países como Estados Unidos y Canadá, en donde el aumento se genera en la temporada de otoño.

El estudio determinó que el reloj biológico puede ser manipulado pero no modificado, por lo que es posible que en el trascurso de la vida pueda ser sincronizado, para atender las necesidades para la sobrevivencia y adaptación de los seres humanos.

Para el estudio, se consultaron a alrededor de 500 universitarios, 200 enfermeras de hospitales públicos, 15 cuidadores de personas con Alzheimer, 70 deportistas y se estudiaron 2.000 registros de nacimientos en Bogotá.

Temas relacionados