Gen de la pedofilia: ¿de verdad existe?

Sarah Ditum, periodista y bloguera de The Guardian y NewStatesman, cuestiona las conclusiones a las que llegó un grupo de científicos.

Archivo El Espectador

Los investigadores de la Revista Internacional de Epidemiología están seguros que existe el gen de la pedofilia. Según las conclusiones de la investigación realizada en Suecia por un grupo de científicos adscritos a esta publicación, si un hombre tiene un padre o hermano que ha sido condenado por un delito sexual en contra de un adulto o un niño, es cuatro o cinco veces más probable que tenga un futuro similar.

“Identificar este gen en un hombre no solo ayudaría a prevenir delitos sexuales sino que le daría a la sociedad un alivio importante”, es la primera impresión de la periodista y bloguera Sarah Ditum, quien en uno de su más reciente artículo se pregunta por qué existe el empeño en creer que realmente existe una configuración genética diferente en un pedófilo.

“La violencia sexual es un constante tipo de monstruosidad. Y si los perpetradores de estos crímenes son monstruos, ellos también son constantes”, explica Ditum en el portal inglés The Newstatesman.

Para ampliar la discusión, Ditum tuvo en cuenta opiniones como la del director de la prisión en Whatton (Inglaterra) Lynn Saunders, quien afirma que la cárcel que dirige, organizada para albergar a hombres violadores sexuales, recibe a delincuentes con los perfiles más diversos: desde profesores, pilotos, policías y doctores, hasta personas con discapacidades y problemas mentales. Y todos ellos tienen algo en común: “Nosotros lidiamos con personas muy afectadas, que han sido víctimas de toda clase de cosas. Pero el camino del delito es siempre complejo y variado”, agrega Saunders.

Esa ruta, según el director de Whatton, tiene diferentes motivaciones. En este sentido, Saunders ha basado su trabajo en una clasificación de dos tipos de pedófilos: el verdadero y el oportunista.

El primero, se refiere a los violadores cuyo único interés son los niños; y el segundo, a quienes optan por atacar a menores de edad simplemente por una cuestión de fácil acceso. “Si sabemos que existe tantas ambigüedades para entender a los delincuentes sexuales, ¿qué sentido tiene hablar de ellos como personas “genéticamente modificadas?”, se pregunta la periodista. Enseguida, ella misma se contesta: “Pareciera no tenerlo”.

Además, la bloguera señala que inclusive la variable básica utilizada por el estudio en Suecia –condena por un delito sexual- da pie a dudas sobre la veracidad de los hallazgos.

Según Ditum, los científicos tomaron estos datos pues los consideraron un factor constante en todos los casos . Sin embargo, "las leyes (con las que se juzga a una persona por estos delitos) hacen parte de la cultura y ellas son vulnerable a todas las circunstancias humanas. Lo que se cualifica como un crimen es también flexible".

No obstante, Ditum asegura que existe otro común denominador entre los casos estudiados de abusadores: los procesados eran casi todos hombres. “Menos del 1% de los condenados eran mujeres, solamente hombres y sus papás y hermanos fueron incluidos en el estudio (sueco)” señala la periodista.

Es por esto que, afirma, es un error concluir que la violencia sexual en una herencia genética de los hombres. 'Rebecca Jordan Young, autora del libro 'Brain Storm', sostiene que la expresión final de los genes no es una estructura fija sino el resultado de la exposición a un ambiente (o varios) durante toda la vida.

Si no existe una predeterminación genética para hablar de violadores sexuales, la posibilidad de que estos criminales cambien sus comportamientos es posible, concluye Ditum.

“En nuestra sociedad, la violencia masculina no es inevitable. Nosotros hemos hecho el mundo en el que ocurren esta clase de explotaciones y abusos en contra de mujeres y niños. Podemos crear otro, uno mejor en donde la violencia el poder y la dominación sexual no estén relacionados con lo que significa ser un hombre”, concluye en su blog la periodista.

Encuentre aquí la versión original del texto.

Temas relacionados