Gobierno español prohíbe que ciudadanos se llamen 'Lenin'

Los extranjeros que desean obtener la nacionalidad española, si pretenden inscribirse en el Registro Civil con el nombre de Lenin, deben cambiarlo.

El Gobierno español prohibió en las últimas horas el nombre de “Lenin”. La decisión del ejecutivo ibérico está soportada en que invita a confusión, porque el “sentir popular” piensa que es un apellido, aunque en realidad fue el seudónimo del líder de la revolución rusa de 1917, Vladimir Ilich Ulianov.

Las personas que se llamen Lenin deben sustituir su nombre en el registro por “otro ajustado a derecho”, ya que el mote del líder infringe las normas del Registro Civil.

Según doctrina reiterada de la Dirección General de los Registros y del Notariado, están prohibidos los nombres que hagan confusa la identificación de las personas”, cita en un artículo Público.es.

Esta situación se produce, según el Gobierno, cuando “el nombre pretendido puede ser confundido con un apellido”, a lo que añade, “Esta doctrina (la de que un nombre se confunda con un apellido) se extiende por identidad de razón a los supuestos de hecho donde el nombre pretendido se identifica con un seudónimo que para el sentir popular se puede entender como apellido (independientemente de qué personaje en concreto ostentase tal seudónimo)”.

Los extranjeros que desean obtener la nacionalidad española, si pretenden inscribirse en el Registro Civil con el nombre de Lenin, deben cambiarlo.

Como alternativa, puede llamar a sus hijos “Vladimir Ilich”, por lo que los admiradores del líder bolchevique tienen alternativas: “Cuestión distinta sería que lo que se tomara del personaje histórico en cuestión fuera el nombre, en cuyo caso no habría obstáculo legal”.

La imposibilidad de llamarse Lenin está instalada en España desde los años treinta del siglo XX. Así, un vecino de Lugo que quiso llamar a un hijo como el líder ruso, y a la hija, Igualdad fue negado por el cura a refrendar con agua bendita el bautizo de los niños.

 

Temas relacionados