Golpear un maniquí de Trump con un martillo, un remedio para el estrés en China

La compañía Soliton Systems se está robando el show de la Feria de Electrónica de Consumo en China ofreciéndole a los visitantes la oportunidad de golpear al presidente estadounidense en la cabeza para liberar estrés. ¿Funciona?

Soliton Systems creó un busto de la cabeza del presidente estadounidense con un resorte que la hace moverse para que las personas la golpeen.AFP

Soliton Systems, una compañía japonesa de tecnología está triunfando en la Feria de Electrónica de Consumo en China con un maniquí de Donald Trump al que los visitantes pueden golpear en la cabeza con un martillo para liberar su estrés.

El busto de la cabeza del presidente, con un resorte que la hace moverse, se ha convertido en la estrella del Consumer Electronics Show (CES) Asia, la versión asiática del célebre salón tecnológico de Las Vegas.

"Todavía sería mejor si pudieran utilizar las manos y los pies. Con el martillo no es tan divertido", explica Wang Dongyue, un visitante, tras haber dado un gran mazazo en la cabeza ficticia del presidente estadounidense. Vea también: El sospechoso acercamiento entre Rusia y China

"Si le digo la verdad, no me causa muy buena impresión porque ahora mismo no es muy amistoso con China", afirma este hombre de 31 años. "Deberían tener un guante de boxeo. Eso se sentiría mejor", dijo Liu Di, otro participante de la conferencia.

La cabeza de Trump fue instalada en el salón por la compañía japonesa Soliton Systems, especializada en inteligencia artificial. El gerente de la compañía, Takenori Ohira, dijo que estaban muy entusiasmados con la idea y que la razón por la que eligieron a Trump para ser la figura de su apuesta es porque “es muy destacado entre todos los presidentes estadounidenses del pasado”.

El salón de Shangái, organizado por el sindicato profesional estadounidense de electrónica (CTA) se inauguró el martes, en plena guerra comercial entre China y Estados Unidos. Los dos países se están aplicando mutuamente aranceles punitivos sobre mercancías por valor de 360.000 millones de dólares de comercio bilateral anual. Le puede interesar: Los coletazos para Colombia de la guerra comercial entre China y EE . UU.

La guerra comercial de Trump con China comenzó en abril, cuando el mandatario estadounidense anunció un arancel del 25% para 50 millones de mercancías exportadas de China, que a su vez respondió con aranceles a este país.

El conflicto preocupa a los mercados mundiales y tiene un importante componente tecnológico, en particular por las presiones de Washington a gobiernos de todo el mundo para que no contraten los servicios del gigante tecnológico chino Huawei, especialista en instalación de redes de internet móvil 5G.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, dijo que China no teme una guerra comercial, si se llegara a eso. Tanto Trump como Xi Jinping han insistido en que los dos países no están actualmente en una guerra comercial, pese a la evidencia.

"China no quiere pelear una guerra comercial, pero no tenemos miedo de pelear una guerra comercial. Si Estados Unidos solo quiere aumentar las fricciones comerciales, responderemos resueltamente y lucharemos hasta el final", dijo Geng.

 

865535

2019-06-12T10:41:01-05:00

article

2019-06-12T10:41:01-05:00

cgomez_250775

none

- Redacción Internacional con información de AFP

Actualidad

Golpear un maniquí de Trump con un martillo, un remedio para el estrés en China

81

5032

5113