La historia de Ri Chun-hee, la única presentadora del régimen norcoreano

La mujer, que lleva más de 40 años en la televisión, es la voz oficial del partido del Gobierno y la anunciante de los hechos más relevantes de su país.

Ri Chun-hee es la mujer que hace los anuncios sobre las pruebas nucleares en Corea del Norte. / AFP

Júbilo se vivió el 6 de enero de 2016 en Corea del Norte. Como es tradicional, la presentadora Ri Chu-hee anunció a los 25 millones de habitantes de este país oriental con la alegría, que la han caracterizado en los más de 40 años que ha aparecido en la televisión, como el gobierno había culminado con éxito las pruebas de la Bomba de hidrógeno, una mucho más potente y letal que la bomba atómica.

El hecho que ya venía siendo cuestionado por el mundo, produjo conmoción en la comunidad internacional ante un inminente ataque del país coreano y curiosidad, ante la reaparición de la presentadora Ri Chu-hee, quien había anunciado su retiro en enero de 2012, menos de un mes después de la muerte del secretario general y cabeza del Partido del Trabajo de Corea, el máximo jefe político y militar del país oriental. 

Para su reaparición, la mítica presentadora que ha aparecido desde 1974 en la televisión coreana y de la que se desconoce su edad real, decidió utilizar un jeodori rosa, un famoso vestido oriental con el que tradicionalmente ha aparecido para dar las noticias oficiales de su país y que solamente ha cambiado para anunciar la muerte de dos de sus líderes, la de Kim II-sung y de su hijo y heredero en el poder Kim Jong-iI.

Contrario a lo que se piensa, la veterana presentadora coreana no solo se ha hecho famosa por aparecer casi medio siglo en la televisión de su país, sino además por la emotividad que usa para dar cada una de las noticias que le son encargadas. Los norcoreanos la han visto llorar la muerte de sus más grandes líderes, criticar las costumbres de occidente y alzar su voz para resaltar los logros del único partido, del partido en el poder.

La edad de Ri Chu-hee es desconocida, pero se cree que debe estar entre los 70 y 80 años. No estudio periodismo, en cambio estudió arte dramático y fue en ese periodo de formación que entró a hacer parte de la Televisión Central de Corea (KCTV), en 1974.

Comenzó haciendo voces para comerciales y pronto hizo parte de la parrilla central de presentadoras del canal oficial norcoreano. Ha anunciado con entusiasmo las pruebas nucleares exitosas de su país, así como los enfrentamientos con sus vecinos los surcoreanos, pero decidió dejar la televisión, para darle paso a nuevas generaciones poco después de anunciar la muerte de Kim Jong-iI, padre del actual mandatario Kim Jong-un.

Su inesperado regreso, tras casi cuatro años de retiro tomó por sorpresa a todo el mundo. Para los analistas, el hecho que esté de vuelta en la televisión norcoreana representa las intenciones del régimen de volver a la línea dura ideología que promulgó Kim II-sung, abuelo del actual gobernante, durante la guerra fría.

Para el analista tecnológico y jefe de North Korea Tech, Martyn Williams, “Por alguna razón, ella no ha parado, ni ha desaparecido. Si algo le llega a suceder, los norcoreanos no sabrían que hacer”.

Temas relacionados