¿Qué implica que el aborto sea perdonado?

El pontífice reafirmó lo que había anunciado en 2015: que los sacerdotes, y no sólo obispos, podrán levantar las sanciones a las personas que decidan interrumpir embarazos.

El papa Francisco anuncia que sacerdotes podrán perdonar pecado del aborto. / Flickr
El papa Francisco anuncia que sacerdotes podrán perdonar pecado del aborto. / Flickr

Según el comunicado La miserable y la misericordia, emitido el pasado viernes por el papa Francisco, todos los sacerdotes, de manera indefinida, podrán absolver del pecado de aborto a quienes confiesen haberlo practicado y se sientan verdaderamente arrepentidos. El objetivo de esta nueva disposición es que la Iglesia se vuelva más cercana a la gente y haya perdón para los feligreses, aun cuando hayan sido excomulgados.

Aunque el aborto sigue siendo un pecado para el catolicismo, la Iglesia afirmó su voluntad de volver a acoger a quienes lo hayan practicado. “La vida es sagrada. No todos los casos de aborto generan excomunión inmediata. Hay casos que se evalúan, pero eso lo hacía un obispo o un sacerdote especializado. Con la medida del papa, cualquier sacerdote puede perdonar un aborto”, dijo el sacerdote y teólogo Santiago Janer a RCN Radio.

En el documento, el papa enfatizó en que el aborto es un pecado grave porque acaba con una vida humana inocente. Sin embargo, también reiteró que “no existe ningún pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y destruir, allí donde encuentra un corazón arrepentido que pide reconciliarse con el Padre”. 

Con esta petición, el papa busca que sacerdotes y laicos ayuden a que todos los católicos, sin excepción, puedan ser acogidos por Dios, independientemente de la situación en que vivan, además de abrirles espacios para que puedan participar activamente en la vida de la comunidad, como lo sostuvo en el documento.

“El perdón será para la mujer, el enfermero y el médico”, dijo al diario La Vanguardia Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelizació, institución que estudia temas que le competen a la Iglesia Católica. Fisichella dijo además que “el pecado de aborto es global y, por tanto, el perdón de este pecado es omnicomprensivo, toca a todos los que son parte ”.

Esta no es la primera vez que el pontífice concede a los sacerdotes que absuelvan el pecado del aborto. En septiembre de 2015, en una carta enviada a Fisichella, el papa anunció que “el perdón de Dios no se puede negar a todo el que se haya arrepentido”.

Añadió que “por este motivo he decidido conceder a todos los sacerdotes para el año jubilar, la facultad de absolver del pecado del aborto a quienes lo han practicado y, arrepentidos de corazón, piden por ello perdón”. El año jubilar comenzaba el 8 de diciembre de 2015 e iba hasta el 20 de noviembre de 2016, pero con esta nueva disposición los sacerdotes podrán perdonar a los que aborten de manera indeterminada.

En la misma misiva, Francisco señaló que los sacerdotes debían prepararse para indicarles a los pecadores un itinerario de conversión y ayudarles a comprender el pecado cometido.

Temas relacionados