Inglaterra tendrá la torre de observación más alta del mundo