Inspirado en la inseguridad, niño de 11 años diseña un morral antibalas

Juan David Hernández vive en Matamoros (México), azotada por la violencia derivada del narcotráfico. Su invento pesa 5 kilos e incluye una alarma de emergencia, un localizador GPS, luces reflectoras y un cargador de teléfono móvil.

Un niño mexicano de 11 años que vive en una ciudad del norte de México azotada por la violencia derivada del narcotráfico, escenario constante de balaceras, diseñó una mochila a prueba de balas y con un rastreador GPS.

Juan David Hernández, que vive en Matamoros, Tamaulipas, fronteriza con Estados Unidos, presentó su equipo especial en una feria de esa región y ganó el primero lugar, reportaron medios locales.

El equipo que tiene impresa en letras rojas la leyenda "Mochila de seguridad", tiene un peso de alrededor de 5 kilos ya con los libros y cuadernos que habitualmente carga un niño de primaria.

Incluye además una placa de acero para detener los proyectiles, una alarma de emergencia, un localizador GPS, luces reflectoras y un cargador de teléfono móvil.

"No sabes cuándo te va a tocar una bala perdida o cuándo vas a estar en fuego cruzado, por eso me enfoqué en diseñar algo que pudiera protegerme y proteger a los estudiantes de tanta balacera", dijo Hernández al diario El Universal.

Él y sus compañeros de clase han tenido que tirarse al piso en su aula en dos ocasiones debido a balaceras afuera de su escuela.

El joven innovador calcula que la mochila tendrá un costo de entre 48 y 72 dólares.

“En Matamoros hay mucha delincuencia. En sí la mochila tiene un chaleco a prueba de balas. Las balaceras en mi ciudad son una situación muy común”, dijo el niño. De acuerdo con el diario angelino La Opinión, el invento conmocionó no solo a los jurados del evento sino a los asistentes quienes vieron en Hernández, además de mucha inteligencia, una forma “inocente” de ver la violencia en su país.

La maestra de Juan David, Iveth Morín Arévalo, rescató que la razón por la cual el estudiante había tenido la idea de crear esta mochila, fue la participación que este tuvo en un tiroteo cerca de la escuela a la que asiste. “Una vez nos pasó un hecho de violencia, donde los niños se tuvieron que tirar al piso, de ahí se le ocurrió a Juan David, quien es uno de mis mejores alumnos. Su idea es muy buena porque salvaría la vida de muchos niños. Muchos han desaparecido en Matamoros víctimas de la violencia”, explicó Morín.

 

últimas noticias

La historia de Papá Noel

Este será “el” atardecer de fin de año