¿Instagram puede escucharnos?: un experimento que pone a dudar

Damian Le Nouaille, un desarrollador español, desde su experiencia afirmó en su blog que la red social intercepta las conversaciones de sus usuarios mediante el uso del micrófono que se emplea para las stories, y así selecciona la publicidad que ofrece.

Foto de referencia. Bloomberg News

Navegue por su red social Instagram y mire cuál es la primera fotografía publicitaria que le aparece. Luego haga un pequeño ejercicio de memoria y recuerde si tuvo algún tipo de conversación relacionada con la publicidad. ¿Encuentra coincidencias?

Damian Le Nouaille, un programador español, hizo el experimento y lo tituló “Instagram te escucha”. En el relato de la historia el joven asegura que en una ocasión estaba de viaje en España y en un momento conversó con su primo sobre un producto que le gustaría adquirir. “Un microproyector conectado a Bluetooth para compartir videos en una pared de mi teléfono”.

El programador afirma en su blog que nunca buscó el producto en Google y que la charla sobre el tema no duró más de cinco minutos. Al día siguiente, la app lo sorprendió al ofrecerle el proyector del que estuvo conversando.

Damian, desde su experiencia como desarrollador, no creyó que fuera solo una coincidencia y en su blog afirma que la red social intercepta las conversaciones de sus usuarios mediante el uso del micrófono que se emplea para las stories. “Mi primera conclusión es que Instagram te graba cuando la aplicación está en segundo plano. El flujo de audio se traduce al texto en el teléfono (sin conexión), y algunos patrones se extraen", explica el joven, quien también cuenta que habla tres idiomas: español, francés e inglés para explicar que durante las conversaciones que tuvo ese día alternó entre el francés y el español y que la red social tiene bibliotecas internas que detectan idiomas y procesan los audios. 

Al finalizar su análisis, publicado el 25 de agosto, Damian Le Nouaille cuestiona el supuesto proceder de la aplicación ya que afirma que hace un análisis casi en tiempo real de las conversaciones privadas sin ningún tipo de advertencia. Puede que para muchos esto suene un poco conspirativo, pero el joven desarrollador recomienda a los usuarios de esta red social que apaguen el acceso al micrófono y solo lo enciendan cuando sea necesario. Para esto, simplemente hay que accedera los permisos de aplicaciones, que se encuentran en el menú de configuración. 

Después de hacer el ejercicio y leer sobre el experimento del joven, ¿siente que Instagram lo escucha?