Juez británico autoriza esterilización de madre con discapacidad psíquica que tiene 6 hijos

Los servicios médicos podrán entrar por la fuerza en casa de la interesada y llevarla a un hospital para esterilizarla.

Un juez británico autorizó la esterilización forzosa de una mujer de 36 años con discapacidad psíquica que ya es madre de seis hijos y cuya salud peligraría con un nuevo parto.

En un caso extraordinario en el Reino Unido, el juez Stephen Cobb del Tribunal de Protección -que examina casos de personas enfermas o discapacitadas- concluyó que, pese a la vulneración de los derechos de la persona, en este caso la esterilización está "dentro de la ley" y va en su interés.

El dictamen significa que los servicios sanitarios y sociales, que fueron quienes solicitaron la autorización del juez, podrán entrar por la fuerza en casa de la interesada y llevarla a un hospital para esterilizarla.

La mujer, cuyos nombre y detalles personales no se han revelado, ha tenido ya seis hijos, que se encuentran bajo el cuidado de las autoridades, y otro embarazo supondría "un riesgo grave" para su vida, según dijeron los abogados de la Administración pública durante el proceso.

John McKendrick, el letrado de la autoridad sanitaria y el hospital que trata a la mujer, reconoció durante el juicio que la fertilización forzosa requerida es una petición "extraordinaria" e implica "una seria interferencia" en los derechos de la joven, pero aseguró que es necesaria.

McKendrick explicó que su salud estaba "en peligro" si no se tomaban medidas, pues tiene problemas ginecológicos, y los expertos médicos confirmaron que la mujer no tiene la capacidad mental para tomar decisiones sobre su salud.

El abogado señaló que, hasta ahora, la interesada y su pareja no han querido colaborar con las autoridades municipales y los médicos y ella ha rechazado las propuestas de planificación familiar y el uso de anticonceptivos.

Los abogados de oficio que representaron a la mujer estuvieron de acuerdo en que su cliente "carece de las capacidades" necesarias y apoyaron el plan de las autoridades públicas, que implica una esterilización "terapéutica".

Su principal letrado, Michael Horne, dijo que la petición de esterilización no tenía "nada que ver con la eugenesia" (teoría que promueve, entre otras cosas, que solamente las personas con mejores rasgos genéticos procreen), sino que era la mejor manera de "mitigar los riesgos" para la vida y la salud de la interesada.

El mismo juez ya dictaminó el año pasado que la mujer podía ser "sujetada" y "sedada" al dar a luz a su sexto hijo y dictó que el parto fuera con una cesárea concertada. 

Temas relacionados

 

últimas noticias