La aplicación para hacer ejercicio que podía revelar la localización de soldados

La aplicación Polar, que se utiliza habitualmente en el seguimiento de actividades físicas, desactivó sus funciones de localización luego que investigadores descubrieran que permitía revelar datos sensibles sobre soldados y miembros de servicios de inteligencia de 69 países.

Pixabay

En enero, el Pentágono revisó sus políticas de uso de aplicaciones de actividades físicas, después que el mapa de Strava, una aplicación similar a Polar que muestra el recorrido de sus usuarios, revelara la localización de algunas bases militares de Irak y Afganistán.

Investigadores en seguridad holandeses indicaron el domingo que consultaron datos sobre unas 6.000 personas de una docena de nacionalidades, incluidos soldados y miembros del FBI y la NSA.  

"Con solo unos clics, se puede observar a un oficial superior haciendo jogging en una base conocida por albergar armas nucleares", afirmó Foeke Postma en un blog luego que el sitio de informaciones holandés De Correspondent publicara una investigación al respecto. 

"Se puede ubicar a militares de países occidentales en Afganistán gracias a la aplicación Polar. Cruzar el nombre y la foto del perfil de la persona con aquellos que utiliza en las redes sociales permitió confirmar la identidad de soldados y de oficiales", agregó. 

Informaciones sensibles como las direcciones personales de usuarios embarcados en submarinos, de estadounidenses que se hallan en la zona verde de Bagdad o de soldados rusos en Crimea fueron también reveladas, señalaron los investigadores.

Polar anunció en un comunicado que suprimirá la función de la aplicación que permite intercambiar datos, aunque precisó que esas informaciones eran de dominio público sólo porque los usuarios optaron por compartirlas. 

"Es importante comprender que Polar no ha filtrado ningún dato. Actualmente, la gran mayoría de los clientes mantienen los perfiles privados predeterminados y la configuración de datos de sesiones privadas, en este caso no se ven afectados de ninguna manera. Si bien la decisión de participar y compartir sesiones de capacitación y datos de ubicación GPS es la elección y la responsabilidad del cliente, somos conscientes de que las ubicaciones potencialmente delicadas están apareciendo en los datos públicos, y hemos tomado la decisión de suspender temporalmente la API Explore", manifestaron.

Según De Correspondent, solo 2% de los usuarios de Polar eligieron compartir sus datos, pero ello es suficiente para obtener datos sensibles.

"Encontramos nombres y direcciones de personas en las bases de Guantánamo, en Cuba, Erbil (Irak), Gao (Mali) y otras en Afganistán, Arabia Saudita, Catar, Chad y Corea del Sur", señala la investigación.

La investigación se dio gracias a la denuncia que realizó un militar holandés que residía en Irak. Entre la información que les pedía se encontraba el nombre de usuario de Facebook. 

La opción de la ubicación respondía a uno de los servicios de la empresa que ayuda a conectar a otros usuarios que realizan ejercicios en el mismo perímetro.

 

últimas noticias

¿Cómo cambiar la mala imagen de los Pitbull?

Verdades de la carne