La ciencia detrás de elegir la montura adecuada

Como una imagen vale más que mil palabras, la elección de las gafas no puede dejarse al azar. El tipo de rostro, el tono de la piel, la forma de las cejas son algunas características para tener en cuenta.

Getty Images

Sin importar si es hombre o mujer, el común denominador apunta a que todas las personas que sufren de los ojos tienen más pares de zapatos que de gafas, aun cuando las dos cosas se usan a diario y son accesorios que se pueden relacionar como un sello de la personalidad. A pesar de que las gafas se usan en el rostro y son mucho más visibles, la compra de los zapatos siempre va a tardar más; las personas se toman su tiempo en elegir la calidad, el color, la horma y se deciden cuando ya se sienten cómodos con ellos.

Buscando promover la conciencia de cuidar el órgano que recibe el 80 % de la información que entra al cuerpo y de incentivar el uso de las gafas como un accesorio del día a día, el mercado hoy ofrece un servicio que va mucho más allá de vender unas monturas. Que rompe con la idea de elegir el producto más barato y el color que está en tendencia. A Colombia esta nueva apuesta llegó de la mano de Óptica Alemana.

Nosotros tenemos una historia de 100 años y en esa búsqueda de renovarnos y de ofrecerles a los clientes una experiencia diferencial (sólo en Bogotá somos 1.800 ópticas en promedio), encontramos que hoy, tanto hombres como mujeres, se están interesando más en la imagen que reflejan con sus gafas. De ahí nace Alemana Stil, un servicio de asesoría de imagen personalizado al que pueden acceder los clientes sin pagar ningún costo adicional”, cuenta Natalia Gutiérrez gerente de Óptica Alemana.

Iniciativa que va en línea con la tendencia mundial alrededor de la salud visual que está enfocada en buscar el equilibrio entre lo estético y lo saludable, pues la época donde las personas escogían las monturas y los lentes para corregir defectos visuales sin tener en cuenta la imagen que se proyectaba ha quedado atrás. Hoy el mundo de la moda y la salud visual se han unido bajo el lema “ver bien y verse bien”, brindando asesoría en la elección de la montura, pero teniendo en cuenta la fórmula, lentes requeridos, estética y estilo de vida.

¿Cómo funciona? “Stil traduce estilo en alemán; entonces lo que hacemos en primer lugar es indagar un poco a qué se dedica la persona, qué hace en el tiempo libre y qué imagen quiere proyectar (ejecutivo, académico, célebre, atractivo, juvenil). Miramos la forma del rostro y se busca la montura que rompa con esa forma. Por ejemplo, a caras redondas no les conviene monturas redondas, y luego miramos la forma de sus cejas que es algo indispensable”, detalla Gutiérrez.

Adicional a esto, la asesoría de imagen se fija en el tono de la piel del paciente, en el color de sus ojos y en la fórmula que necesita la persona y el lente recomendado, pues la montura también depende de qué lente se puede ajustar. “Ha sido algo muy novedoso para los pacientes porque estaban acostumbrados a que las ópticas se fijaran solo en la fórmula y no en la montura. Es la primera vez que se hace colorimetría en la elección de un accesorio de uso diario. Además, les gusta porque no requiere mucho tiempo, la asesoría se hace en 20 minutos y ellos se van tranquilos de que tomaron la mejor elección”, cuenta Lisbeth Robles, asesora de imagen visual.

Por su parte, la optómetra Cristina Pineda enfatiza en que: “Aunque en los últimos años la estética está jugando un papel protagonista, lo más importante es que cada persona se sienta a gusto con las gafas que está usando, que las sienta cómodas para él y que busque siempre una buena asesoría en cuanto al producto. Que tanto la montura como el examen se lo realice en un lugar de confianza y en manos de profesionales”.

Hay que tener muy claro que esta asesoría debe garantizar la corrección visual y así cumplir su necesidad primaria que es la corrección de las alteraciones visuales, sin dejar atrás una buena proyección estética para que la persona pueda lucir su propio estilo en el día a día.

Pasos a tener en cuenta antes de seleccionar los lentes y monturas:

En primer lugar, tener una consulta con el profesional adecuado y de esta manera obtener la formula correcta.

Verificar el tipo de lente más aconsejable para la fórmula de la persona.

Identificar la montura que sea la más recomendada para soportar el lente que vaya acorde a la fórmula.

Realizar una asesoría de imagen en donde se deben tener en cuenta varios aspectos como: ¿Cómo es su día a día?, ¿cómo aprovecha el tiempo libre?, ¿cuál es la imagen que quiere proyectar?: estas preguntas ayudan a determinar el perfil de las personas, sus necesidades y la imagen que quiere obtener con sus gafas.

Paralelamente, identificar color de ojos y piel, forma de la cara, forma de las cejas, lo que permitirá reconocer la forma de la montura de acuerdo con los rasgos para que ésta le de armonía a su rostro.

876413

2019-08-18T08:04:25-05:00

article

2019-08-18T08:15:01-05:00

mmorenot_250622

none

* Redacción Especiales

Actualidad

La ciencia detrás de elegir la montura adecuada

49

5049

5098

Temas relacionados