La enfermera que cumplió el último deseo de una paciente terminal

Olivia Neufelder se sentó durante varios minutos al lado de Margareth Smith, enferma de cáncer, para cantar.

Captura de pantalla

Justo un día antes de morir, Margareth Smith, quien desde hacía un año estaba enferma de cáncer, pidió un último deseo: escuchar su canción favorita, Dancing in the sky de Dani and Lizzy. Tras escuchar la petición, la enfermera Olivia Neufelder, del Vanderbilt University Medical Center, donde estaba hospitalizada Smith, decidió hacerla realidad.

A pesar de que Smith requería de un trasplante de hígado, los médicos que la atendían decidieron desistir del procedimiento por dos motivos: la edad de la mujer, 63 años, y su deteriorado estado de salud, después del implacable avance de la enfermedad que padecía desde hacía tiempo.

Entonces, y mientras esperaban, Neufelder decidió hacer un poco más llevadero el dolor de Smith. Se sentó a su lado, le tomó la mano y, con el celular reproduciendo Dancing in the sky, empezó a cantar. Mientras tanto, Megan Smith, hija de Margareth, grabó la emotiva escena.

En varias ocasiones, se ve a Neufelder, quien no consigue contener las lágrimas. Y a pesar del evidente agotamiento, mientras suena la melodía, Smith canta y hasta sonríe.

Como una forma de agradecimiento, Megan Smith publicó el video en Facebook, acompañado de un mensaje en el que asegura que “las palabras no pueden describir el aprecio y el amor que sentimos por la enfermera Olivia, a quien mamá llamó su ángel. La dedicación a tus pacientes es algo que no había visto antes, en verdad eres una fuente de luz. No puedo agradecer lo suficiente por la compasión, el cuidado y el amor que tuviste por mi madre”. Hasta el momento, el video cuenta con más de 4,5 millones de reproducciones y ha sido compartido casi 80 mil veces.

Vea aquí la grabación:


Megan Smith