La instagramer que se cansó del universo perfecto de las redes sociales

Kim Britt es una joven suiza que hace imágenes que demuestran que no todas las fotos de las redes sociales son tan impecables como parecen.

La instagramer quiere desvirtuar estereotipos y tiene 9.000 seguidores.Cortesía: Instagram - @the_truth_is_not_pretty

Kim Britt es una usuaria suiza de Instagram que se cansó de mostrar fotos “Perfectas” en su perfil y decidió recrear las fotos impecables que se ven en la red social con el lado más real que pueden tener las imágenes.

La cuenta de la instagramer es The truth is not pretty, (sí, se llama así: "La verdad no es linda"), y cuenta con más de 9.000 seguidores. La iniciativa comenzó con un post de Kim sobre comida el 22 de diciembre de 2018. Kim desea animar a sus seguidores a romper con los estereotipos.

Desde fotos de comida hasta fotos “sexys” son el material de Kim para criticar el mundo mágico que ofrecen las redes sociales. Con esas imágenes la instagramer también refleja un lado gracioso de la vida al demostrar que no todo es perfecto.

 "Todos tienen un estómago flácido, es normal y no hay de que avergonzarse. De alguna manera la sociedad ha puesto la idea de belleza en nuestras mentes, se supone que solo te ves bonita si tienes un tronco firme. Tonterías. Solo porque todos esconden su estómago flácido en las fotos no significa que no lo tengan, entonces no estés inseguro acerca de esto”, señaló la instagramer en una publicación.  

El proyecto de la instagramer se asemeja a una respuesta de lo que el crítico de medios , Omar Rincón, ha denominado la ‘Coolture’ que responde a una necesidad de mantener el consumo cultural atado a lo que se vea bien y no cause escozor, además, de ser en algún sentido popular. Cualidad propia de las redes sociales.

"La Coolture es la cultura común del siglo XXI. Esa del entretenimiento mundializado que establece como criterio de gusto a lo cool. Más que de pensadores o intelectuales está guiada por “influencers” como Oprah y su discurso por la autonomía y el poder femenino", señaló Rincón en la Revista Anfibia.