“La sudadera no habla de racismo”: mamá de niño protagonista de anuncio polémico de H&M

Terry Mango pidió a la gente dejar a un lado los “alarmismo” y contó que, debido a esa controversia, su familia tuvo que mudarse de su casa en Estocolmo por motivos de seguridad.

La publicación de una publicidad de H&M en la que un niño afro llevaba una sudadera con capucha con la inscripción "Coolest monkey in the jungle" (El mono más genial de la selva) desató toda una ola de opiniones sobre si era racista o no el mensaje de la prenda de vestir. Al final, la compañía retiró la pieza. Sin embargo, la madre del menor, Terry Mango, habló con BBC y aseguró que no le parecía racista.

"Para ellos soy una vendida, una vergüenza para las personas de raza negra y para los afroestadounidenses. (Dicen que) Vendí a mi hijo por dinero”, afirmó Mango a BBC. La madre del niño de cinco años contó que, por razones de seguridad derivadas de este episodio, su familia debió mudarse de su casa en Estocolmo, Suecia.

"Respeto la opinión de otras personas sobre el tema. Sé que el racismo existe, pero ¿la sudadera habla de racismo? No es así", agregó la mujer, quien pidió a la gente en redes sociales “dejar a un lado los alarmismos”.

Tras la polémica, el gigante sueco de la moda H&M anunció el pasado 9 de enero haber retirado de sus tiendas la sudadera. "No sólo hemos retirado la foto de nuestros canales, sino también la prenda de nuestra oferta", informó H&M en su cuenta Twitter.

Horas antes, la superestrella de la NBA LeBron James había criticado con dureza a la empresa textil por la publicación. El jugador de básquetbol publicó en su cuenta Instagram un fotomontaje en que aparecía el mismo niño con una corona sobre la cabeza y la frase escrita en la sudadera cubierta por otra corona.

"¡¡Yo veo a un joven rey!! ¡El soberano del mundo, una fuerza intocable que no puede ser negada!", escribió James. 

"Como afroamericanos, tenemos que romper las barreras, demostrar que la gente se equivoca y trabajar aún más para probar que estamos en nuestro lugar", agregó la estrella de la NBA.

No es la primera vez que una gran marca se encuentra en esta situación.

En 2014, la marca de ropa española Zara tuvo que retirar de la venta una camiseta infantil de rayas con una estrella amarilla bordada que provocó una gran polémica por su parecido con los uniformes de los judíos en los campos de concentración nazis.

En octubre pasado fue la marca de perfumería y cosmética Dove la que tuvo que pedir disculpas por haber difundido en internet una publicidad que también le valió numerosas acusaciones de racismo.

El anuncio mostraba a una mujer negra que al sacarse la camiseta se transformaba en una mujer blanca y pelirroja, que a su vez al quitarse la camiseta se transformaba en una latina de cabello oscuro.

*Con información de AFP

Temas relacionados