Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 6 horas

La triste historia detrás del elefante que inspiró la película Dumbo

Fue considerado como el elefante más grande del mundo, pero su vida fue tan célebre como trágica.

Wiki Commons

Lejos de un final feliz típico de Disney, Jumbo, el elefante que inspiró la película Dumbo, sufrió durante su paso por el mundo entre zoológicos y circos.

Como muchos de estos animales, Jumbo fue capturado en África cuando era apenas un bebé. Lo llevaron a un zoológico de Londres en 1865, pero allí, mientras en el día era una mansa atracción para quienes iban a visitarlo, en la noche padecía fuertes ataques de rabia.

Murió con apenas 24 años, corta edad para el promedio de vida de los elefantes. Tres décadas después, un documental de la BBC, presentado por el naturalista David Attenborough, reveló algunos de los misterios que rodearon al “elefante más grande del mundo”. Lea también: Cinco elefantes mueren atropellados por un tren en India

Attenborough reunió diferentes expertos de diversas disciplinas para examinar el esqueleto de Jumbo, que se encuentra en el Museo de Historia Natural de Nueva York, e investigar archivos históricos para indagar sobre lo que vivió el animal.

Los hallazgos generaron “tanto sorpresa como tristeza. La corta vida del Jumbo real fue muy diferente a la fantasía de Disney”, relató la BBC.

Durante su estadía en el Zoológico de Londres, Jumbo tenía que transportar diariamente en su lomo a cientos de pasajeros, niños y adultos. Richard Thomas, arqueólogo de la Universidad de Leicester en Reino Unido, encontró en sus caderas una superposición inusual de capas de hueso nuevo y viejo. "Son señales de lesiones que su organismo intentaba reparar", señaló Thomas en el documental.

Así mismo, en sus rodillas se evidenciaban huellas y desgastes que un elefante de apenas 24 años no debería presentar. "Estas lesiones deben haber sido increíblemente dolorosas y fueron resultado del peso que Jumbo debía cargar, paseando grupos de visitantes". Le puede interesar: Muere mascota que se lanzó de undécimo piso de un edificio en Armenia

En la noche, la situación empeoraba. Sus ataques de furia eran tan violentos que Jumbo terminaba quebrando sus propios colmillos. Algunos relatos señalan que su cuidador, Matthew Scott, solía darle whisky para calmarlo.

Su dieta en el zoológico y el circo no era la misma que la de los elefantes en su medio natural, por lo que, según Thomas, los ataques de Jumbo se debían a que el animal "sufría de un dolor de dientes espantoso".

Por los disturbios que generaba, el zoológico decidió venderlo a PT Barnum, un circo estadounidense, en 1882. En una de las giras, cuando él y otro elefante más pequeño estaban siendo embarcados en un tren luego de una visita del circo a Ontario, Canadá, otro tren los atropelló a ambos.

Su esqueleto, conservado en el Museo de Historia Natural de Nueva York, no tiene fracturas, por lo que los científicos concluyeron que Jumbo murió de sangrado interno. Lea también: "Milagros”, la gatica que protagoniza una nueva denuncia de maltrato animal

Analizando sus huesos, los estudiosos determinaron que Jumbo tenía una altura de 3,45 metros desde el hombro al piso, mientras que un elefante africano de su misma edad mide un promedio de 2,84 metros. Por esta razón, es probable que Jumbo sí haya sido el elefante más grande del mundo.

En el documental, los personajes visitaron un santuario en Tennessee para elefantes "jubilados" de circos en Estados Unidos. La mayoría de ellos muestran síntomas y marcas similares a las encontradas en el cuerpo de Jumbo.

Por esta razón, concluye el documental, “ni un zoológico ni un circo deben ser hogar de elefantes como Jumbo o como los actuales”, según la científica Vicki Fishlock. “Los elefantes deben vivir en su medio natural y son además animales sociales, que necesitan el contacto con sus pares”, agregó.