Ladrón entró a robar, fue ignorado y se resignó

Un egipcio que vive en Nueva Zelanda fue intimidado por un atacante que llevaba un arma. En vez de prestarle atención, decidió seguir sirviendo a sus clientes. Su reacción frustró al criminal que terminó marchándose sin cometer el delito

/ Facebook: Canterbury Police

Said Ahmed es un hombre que reside en Nueva Zelanda hace 20 años y tiene una tienda de Kebab. El país de Oceanía es considerado uno de los más pacíficos del mundo, sin embargo, no está exento de hechos esporádicos que convulsionan su cotidianidad.

El dueño del local de Kebab estaba sirviendo a uno de sus clientes cuando un hombre encapuchado entró a su tienda. Esta persona le apuntó con una pistola y le pidió dinero. Ahmed lo ignoró y siguió atendiendo. Guardó el pedido en una bolsa de papel y se lo entregó a la otra persona que estaba en el local quien solo miraba sospechosamente al encapuchado.

La reacción de Ahmed desconcertó al delincuente que al ver frustrado su plan de intimidación, se resignó y se fue.

“Por un momento me asusté de pensar que podía disparar pero luego pensé que si eso pasaba era mi destino. Creo que mi reacción calmada lo sorprendió” expresó Ahmed a los medios locales.

Varias de las personas que vieron el video calificaron al vendedor de Kebab de héroe. Él respondió: “No lo soy. Solo me mantuve calmado y él no estaba esperando eso …  soy un hombre de negocios. No había terminado de atender a mi cliente y mi prioridad era finalizar el servicio”.

El hecho quedó registrado en los sistemas de cámaras de seguridad del local. La policía de Canterbury lo publicó en Facebook el seis de julio con la intención de que la comunidad ayude a identificar al criminal. El video ha sido visto más de 210.000 veces y compartido por más de 900 personas, sin embargo, aún no han encontrado al delincuente.

Temas relacionados