Líderes mundiales se reúnen para discutir sobre especies protegidas

Se buscará establecer acuerdos para para erradicar la caza furtiva de especies en vía de extinción.

 Líderes mundiales de 46 países y once organizaciones internacionales celebran este jueves en Londres una conferencia internacional sobre el mercado ilegal de animales salvajes a fin de lograr acuerdos para erradicar esa práctica.

Se espera que los representantes de esas naciones firmen una declaración que los comprometa con una serie de objetivos a fin de combatir la caza furtiva que amenaza a especies como los tigres, elefantes o rinocerontes.

Está previsto que a este encuentro internacional asistan el primer ministro británico, David Cameron, el titular de Asuntos Exteriores del Reino Unido, William Hague, el príncipe Carlos de Inglaterra y su hijo mayor, Guillermo.

Un portavoz de Downing Street -residencia y despacho oficial del primer ministro- confirmó este jueves que Cameron acortará su comparecencia en la conferencia para poder atender la gestión de su Gobierno en las inundaciones que azotan desde hace semanas partes del sur de Inglaterra.

Por su parte, el príncipe Carlos, que ha hecho campaña desde hace años a favor del medioambiente y los animales protegidos, dará este jueves un discurso en el palacete londinense de Lancaster House, donde se celebra la cumbre.

Un portavoz del palacio de Kensington dijo este jueves que el príncipe Enrique también se unirá a Carlos y a Guillermo en este encuentro.

En la cumbre participan líderes de países como Botsuana, Chad, Gabón y Tanzania, que se han comprometido a erradicar la caza furtiva de animales salvajes.

En una recepción celebrada anoche en el Museo de Historia Natural de Londres, a la que asistieron representantes de varias organizaciones conservacionistas benéficas, filántropos y activistas por la vida salvaje, el duque de Cambridge tildó el encuentro como "el principio del fin de este comercio despreciable".

Según el príncipe Guillermo, que comparte con su padre la pasión por la conservación de la vida salvaje, la conferencia de Londres "unirá a líderes de todo el mundo" en los esfuerzos por poner fin a esta práctica.