Carta de un hincha colombiano desde Rusia

"Los colombianos en Rusia, una hinchada digna de admirar"

Mientras el video de los colombianos burlándose de mujeres japonesas se viralizaba en el país, la realidad, es que la mayoría de connacionales se ha comportado a la altura en el mundial de Rusia.

Foto de referencia.AFP

Después del debut de Colombia frente a Japón en el Mundial de fútbol, las redes sociales y los medios de comunicación se inundaron con indignaciones y represalias frente a los hechos reprochables de ciertos hinchas. Algunas entidades públicas, empresas privadas y un sin número de personas se han dedicado a mostrar su molestia por los connacionales del país en Rusia que han dejado mal parada la reputación de nuestra nación, siempre tan políticamente correcta.

Como gran admirador del fútbol asistí al evento y debo reconocer mi indignación frente a la hipocresía de aquellos que se sintieron en capacidad de juzgar a terceros, olvidando que muchas veces esas actitudes están en su día a día y, sobre todo, con algunos medios de comunicación que han decidido mostrar el morbo y no la realidad de lo que se está viviendo acá. ¿O es que acaso pasarse un semáforo en rojo y tapar una intersección no es lo mismo? ¿O colarse en el Transmilenio?

(Le puede interesar: El modelo Pékerman está en juego)

Detrás de los actos de estos hinchas no hay nada más que una falta de educación y una cultura en la cual el vivo vive del bobo y queposiblemente, no se ha podido contrarrestar, en parte porque el estado gasta más recursos en una Cancillería que reprocha estos actos, en vez de invertirlos en una educación integral que resuelva el problema desde la raíz.

Es triste ver que algunos medios se han dedicado a mostrar sólo esta cara de la moneda, que deja mal parado al país y muestra la peor parte de los hinchas en Rusia, probablemente porque eso vende. En un afán por publicar noticias que a los colombianos nos gusta leer, algunos medios de comunicación no se detuvieron a ver si realmente esa es la única realidad en Rusia y si efectivamente es lo que hemos vivido los más de 11.000 colombianos que vinimos a apoyar a la selección, según Christian Kruger, director de Migración Colombia.

Desde hace meses he estado cansado de ir a los estadios de futbol en Colombia, donde lo que prima es la violencia y los insultos frente a la barra visitante. Sin querer referirme de manera directa a una hinchada -ya que sucede en la mayoría de estadios- tuve que ver como un niño de cinco años era sacado a insultos por celebrar el gol del equipo contrario. Lo más triste de esta cultura agresiva es que no nos damos cuenta que al excluir al rival estamos generando que miles de boletas, que significarían un ingreso para el club local, no sean vendidas.

Por el contrario de lo que viene pasando en nuestro país, vi un hinchada de admirar. Una fanaticada que recibió un golpe que no esperaba pero que se comportó a la altura. Los japoneses seguramente se sentían visitantes al ser minoría frente a un estadio mayormente amarillo. Una derrota contra Japón no estaba en los cálculos de ninguno. Lo que reinó durante el partido y a la salida fue un buen ambiente, si bien abundaba la tristeza. Los hinchas se tomaban fotos con los japoneses, discutían con argumentos sobre el partido y hasta intercambiaban camisetas.

Como asistente al primer partido de Rusia me sentí orgulloso de los miles de colombianos que no perdieron la esperanza, que lloraron, sufrieron, pero sobre todo, respetaron y disfrutaron lo que es el fútbol: una fiesta. Se vio de manera explícita lo que busca el gran eslogan de la FIFA “Say no to racism” en un espectáculo en donde se da el encuentro de dos culturas tan distintas, que lograron compartir sus diferencias y disfrutar del partido.

 

 

796295

2018-06-24T11:45:58-05:00

article

2018-06-24T11:47:20-05:00

alagos_86

none

Simón Carbone *Rusia

Actualidad

"Los colombianos en Rusia, una hinchada digna de admirar"

58

3905

3963