Los perritos radioactivos de Chernóbil

Pese a que han pasado más de 30 años desde el accidente de una central nuclear en Ucrania el 26 de abril de 1986, estos caninos aún tienen prohibido el contacto con humanos por ser considerados peligrosos.

Captura tomada de Youtube.

Tiernos y pequeños, pero peligrosos. Así son considerados un grupo de perritos que habitan dentro del perímetro de lo que fue la mayor catástrofe nuclear de la historia: la explosión de la central nuclear de Chernóbil (Ucrania) el 26 de abril de 1986.

Estos, que ahora son los protagonistas de un documental dirigido por el cineasta Drew Scanlon, son considerados los descendientes de las mascotas que fueron abandonadas por sus dueños tras la tragedia y tienen prohibido el contacto con humanos por la posibilidad de tener partículas radioactivas en su pelaje.

El documental, llamado 'The Puppies of Chernobyl', muestra un recorrido por la zona y su primer adelanto ya suma más de 300 mil reproducciones en Youtube.

Scanlon encontró inspiración para su trabajo documental luego de hallar a varios de estos caninos a poco más de mil metros del reactor 4 de la antigua planta nuclear. Aunque se ven adorables, la recomendación es no tocarlos, situación que los ha convertido en criaturas solitarias.

La explosión de la central nuclear de Chernóbil tuvo lugar en ese mismo cuarto bloque en donde viven ahora estos perritos, a solo 120 kilómetros de Kiev, la capital de Ucrania, cerca de la frontera con Bielorrusia.