Los planes de la Nasa en Colombia

“Trabajar duro y nunca rendirse” fue el lema que guió la conferencia dictada ayer por Charles F. Bolden, director de la Nasa, en el Cine Domo de Maloka, donde se reunieron científicos, estudiantes y medios de comunicación para conocer la experiencia de este astronauta, así como la viabilidad de que Colombia tenga su propia agencia espacial.

Charles F. Bolden, director de la Nasa, estuvo de visita en Maloka. /Nasa

Bolden, quien ha piloteado y comandado dos misiones de la Nasa, aseguró que su visita a Colombia busca motivar al país para que se convierta en un socio de sus proyectos, pues todos y cada uno de ellos requieren ayuda internacional. “Tenemos socios en Brasil, ahora estamos acá y luego vamos a Perú”, dijo.

De hecho resaltó las asociaciones que algunas universidades colombianas han hecho con la Nasa para saber más del clima y el movimiento de la Tierra. Además anunció uno de los proyectos conjuntos que se realizarán el próximo mes.

“Estamos planeando una colaboración para enviar un avión de la Nasa a Colombia. Una misión que busca explorar la Amazonia y la actividad volcánica para entender mejor los cambios de la Tierra”.

Por eso, ante la pregunta de qué necesitaba Colombia para crear su propia agencia espacial, Bolden respondió que ese era un gran objetivo en el que estaba dispuesto a colaborar. En sus palabras, lo que en verdad se requiere son personas dispuestas a trabajar. Niños que se convertirán en la próxima generación de científicos e ingenieros que se atrevan a soñar con el proyecto.

“Estos son días distintos. Para trabajar en la Nasa no hay que ir a vivir a Estados Unidos. Todo se puede hacer desde Colombia, pero eso requiere arreglar las cosas y trabajar duro”, aseguró.

Los humanos en Marte y otros proyectos

Entre los avances destacados durante la charla, se mencionaron las misiones a Júpiter y Plutón, proyectos en los que participa la colombiana Adriana Ocampo. Sin embargo, el que más llamó la atención de la audiencia fue la llegada de los humanos a Marte, proyecto que, según Bolden, no es una forma de rendirse ante el cambio climático, sino una oportunidad para hacer algo mejor de la Tierra.

A diferencia de Curiosity, el róver que rueda en Marte desde 2012, los humanos pueden controvertir información y recoger datos que un robot no ve si no está programado para hacerlo. Razón por la que Bolden cree que la tecnología no es la que descubre cosas nuevas. “Son los humanos quienes crean este camino con su pasión y su razón”, dijo.

Temas relacionados