Los presos de Guantánamo eran torturados con canciones de Cristina Aguilera