Los viejos ataúdes son cosa del pasado

¿Es fanático del fútbol? ¿Le gusta el juego? Sus hobbies y pasiones pueden ahora acompañarlo hasta la tumba.